La pinacoteca del palacete de Kroměříž será restaurada

12-01-2015

Hasta 12 restauradores trabajarán para devolver el lustre original a 36 de los lienzos que forman parte de la pinacoteca del palacete de Kroměříž, el segundo más importante de la República Checa. El proceso de restauración servirá de tema central para una exposición.

La pinacoteca del palacete de Kroměříž, foto: ČTLa pinacoteca del palacete de Kroměříž, foto: ČT El palacete de Kroměříž, en la ciudad morava del mismo nombre alberga la segunda pinacoteca checa más importante del país, según los expertos, con obras de pintores como Tiziano, Van Dyck o Cranach. El mal estado de parte de la colección ha llevado a sus responsables a emprender la restauración de una pequeña selección de 36 pinturas. La decisión sobre qué obras devolver a su esplendor original fue eminentemente práctica, asegura el comisario de la pinacoteca, Miroslav Kindl.

“En las colecciones del palacete de Kroměříž hay más de 500 cuadros, yo administro unos 580. La clave para la elección fue sencilla: escogimos los cuadros que estaban en peor estado. Por supuesto a la restauración precede una investigación. Se hicieron radiografías, y se examinaron las pinturas con luz ultravioleta y con luz infrarroja”.

Mirosv Kindl, foto: ČTMirosv Kindl, foto: ČTDe las obras a restaurar, las que necesitarán mayor trabajo son aquellas realizadas sobre madera, que además de estar más dañadas, son las que peor resisten al paso del tiempo. Otra de sus características comunes son sus dimensiones relativamente reducidas.

Kindl describe la mayor de las piezas a restaurar.

“El cuadro más grande no procede de las salas históricas, sino que se encontraba ya mucho tiempo almacenado en el depositario. Está por un lado dañado, por el otro demasiado pintado. Se trata de la obra de un artista indeterminado y al que llamamos el Caravaggista del Norte. El cuadro mide 309 x 227 centímetros”.

La pinacoteca del palacete de Kroměříž, foto: ČTLa pinacoteca del palacete de Kroměříž, foto: ČT No es la primera vez que se realiza este tipo de trabajos en el palacete, la última restauración se dio a principios del siglo XX, pero en aquella ocasión trabajaron solo dos restauradores. Ahora se ocuparán de los cuadros seleccionados nada menos que 12 profesionales, es decir, uno por cada tres obras.

Aunque por un lado los trabajos privarán al palacete de parte de su colección, el mismo proceso de restauración se convertirá en el tema central de esta exposición, aprovechando su carácter excepcional, dado por el elevado número de obras que pasarán por el proceso de renovación. Los visitantes podrán no solo informarse sobre la manera en que se realizan estos trabajos, sino también ver a los restauradores en acción.

12-01-2015