La Policía checa combate el tráfico ilegal de mariposas

04-02-2020

La República Checa participa de forma activa en los programas de protección de animales y la lucha contra su tráfico ilegal. Hace poco la Policía detuvo a un grupo de traficantes de insectos protegidos.

Los detectives Josef Bečvář y Radim Hönig, foto: ČTK/Václav ŠálekLos detectives Josef Bečvář y Radim Hönig, foto: ČTK/Václav Šálek

Los detectives de la Unidad de Investigación de Delitos Económicos de la ciudad de Brno, al este de la República Checa, estuvieron investigando más de un año y medio un complicado caso de tráfico ilegal de animales protegidos, concretamente de insectos.

Foto: ČTK/Václav ŠálekFoto: ČTK/Václav Šálek El grupo de traficantes, encabezado por un ciudadano checo, ofrecía por medio de internet especies raras de mariposas. La Policía logró desarticular al grupo y en el domicilio del jefe de los traficantes decomisó más de 9000 mariposas protegidas disecadas para ser ofrecidas a los coleccionistas y unos 40 000 euros en efectivo, según informó Radim Hönig, detective de Brno.

”En el marco de las investigaciones la Policía realizó redadas domiciliarias. En la casa de una de las personas sospechosas de tráfico ilegal de insectos los detectives encontraron dinero en efectivo correspondiente a unos 40 000 euros. Parte de este dinero eran euros y otra parte dólares estadounidenses. De ser considerado el delincuente culpable por los Tribunales podría ser condenado a hasta tres años de prisión”.

Penas semejantes penden también sobre los demás miembros del grupo de traficantes. El valor de la colección de insectos compuesta mayormente de mariposas de especies raras y ofrecida a través de portales de internet extranjeros supera los 400 000 euros, de acuerdo con los especialistas.

Los detectives Josef Bečvář y Radim Hönig, foto: ČTK/Václav ŠálekLos detectives Josef Bečvář y Radim Hönig, foto: ČTK/Václav Šálek La Policía de Brno investiga ahora de dónde provienen los insectos ofrecidos por los traficantes. Entre las mariposas ofrecidas figuraban algunas que hace tiempo habían desaparecido del territorio de la República Checa o que están en peligro de extinción. Entre ellas por ejemplo, la especie de mariposa Parnassius apollo, que en estos territorios se extinguió en los años 30 del siglo XX y posteriormente fue reintroducida en 1986. No obstante, hasta el presente esta bella mariposa está en peligro de extinción.

Los coleccionistas de mariposas suelen ofrecer por esta especie entre 30 euros y 250 euros. En la casa del mencionado traficante checo la Policía encontró 1850 mariposas disecadas de esta especie. Algunos insectos estaban preparados para ser enviados al extranjero, a distintos países. Tan sólo la venta de las mariposas de la especie Parnassius apollo llegaría a aportarle a este grupo de traficantes unos 120 000 euros, según especificó el detective Radim Hönig.

Además del castigo para los traficantes, los tribunales deberán decidir sobre el destino de la colección de insectos decomisada. Se prevé que esta, con mayor probabilidad, será entregada a un museo de ciencias naturales en Chequia.

Foto: ČTK/Václav ŠálekFoto: ČTK/Václav Šálek
04-02-2020