La primera ciudad checa que prohibe fumar en lugares públicos

26-01-2005

Bystrice nad Pernstejnem, en Bohemia del Este, es la primera ciudad checa que prohibirá fumar en lugares públicos a partir del 1° de febrero.

Bystrice nad PernstejnemBystrice nad Pernstejnem La prohibición de fumar incluirá lugares públicos como oficinas municipales, establecimientos culturales, escuelas y restaurantes alquilados por la ciudad. Según indicó el alcalde de la aldea de Bystrice, el senador independiente, Josef Novotný, la decisión se basa en la lucha anti-tabaco que se está imponiendo en Europa. La prohibición de fumar en lugares públicos entró en vigor en Noruega, Irlanda y recientemente en Italia.

"Queremos solamente hacer uso de las leyes vigentes en la actualidad. Los empleados públicos que infraccionen dicha norma pueden ser despedidos. Los restaurantes así quizá pierdan una parte de sus clientes, pero, por otra parte, podrán centrar su atención en la clientela no fumadora", señaló el alcalde Josef Novotný.

La decisión de la alcaldía no fue unánime: algunos consejeros votaron en contra de la prohibición. "Me da pena que no hayamos logrado un compromiso, hubiera bastado con crear salas para no fumadores en los lugares públicos". Así indicó el socialdemócrata, Pavel Luksa.

Según dijo el alcalde de Bystrice, la ciudad suscribirá con los restaurantes un nuevo contrato de alquiler. Estos establecimientos se verán obligados a poner en las puertas anuncios que adviertan la prohibición de fumar. También deberán quitar de las mesas los ceniceros. En caso de no obedecer, la ciudad les anulará el contrato de alquiler. Bystrice nad Pernstejnem es la primera ciudad checa que prohibirá fumar en lugares públicos, pero esa no es la única primacía que tiene esa localidad: en 1997 la alcaldía ordenó que desaparezcan de las zonas municipales las máquinas tragaperras.

26-01-2005