La producción checa ‘El Pequeño Cruzado’ triunfa en Karlovy Vary

10-07-2017

Por primera vez en 15 años una película checa ha resultado ganadora en la sección oficial del Festival de Cine Internacional de Karlovy Vary. Se trata de ‘El Pequeño Cruzado’ (‘Křížáček’) de Václav Kadrnka, descrita como una road-movie medieval. En la sección de documentales triunfó la española ‘Muchos Hijos, un Mono y un Castillo’, de Gustavo Salmerón.

‘El Pequeño Cruzado’, foto: Film Servis Festival Karlovy Vary‘El Pequeño Cruzado’, foto: Film Servis Festival Karlovy Vary Han tenido que pasar 15 años para que una película checa volviese a llevarse el primer premio de la sección oficial del festival de cine de Karlovy Vary. ‘El Pequeño Cruzado’ (‘Křížáček’), ambientada en la edad media, narra la historia de un niño que se marcha de casa con la intención de participar en las cruzadas. Su padre parte tras él para buscarlo y llevarlo de vuelta a casa.

En la ceremonia de entrega de los premios, celebrada este sábado, su director, Václav Kadrnka, se expresó así sobre su obra.

“Me alegro de que la película cree emociones. A menudo emociones negativas, de las positivas solo hay un poco. Pero lo importante es que hay emociones”.

La obra, alabada por la crítica como un excelente ejercicio del lenguaje cinematográfico, trata de ofrecer al espectador algo diferente, más honesto, asegura Kadrnka.

Václav Kadrnka, foto: ČTKVáclav Kadrnka, foto: ČTK “Para mí el cine está cada vez más relacionado con un esquema determinado. La gente está acostumbrada a sentarse en el cine y dejarse manipular. Quieren ser llevados a sentir emociones que la película les crea artificialmente. Para mí esto no es sano. Creo que una película debería dejar que el espectador tenga algo de libertad, que pueda encontrar la voluntad de verla, de comprenderla, de acercarse a ella”.

En cuanto al premio a mejor dirección, este fue a parar al eslovaco Peter Bejbak, realizador de ‘La Línea’ (‘Čára’), la historia de un contrabandista que pasa cigarrillos entre Ucrania y Eslovaquia. Eliane Umuhire y Jowita Budníková ganaron ambas el premio a mejor actriz por su papel protagonista en la producción polaca ‘Los Pájaros Cantan en Kigali’, sobre el genocidio ruandés. El premio a mejor actor se lo llevó el ruso Alexander Yatsenko por su papel de médico envuelto en una crisis matrimonial en ‘Arritmia’.

Ninguna producción española o hispanoamericana compitió en la sección oficial, una carencia que ha quedado totalmente cubierta gracias al triunfo de ‘Muchos Hijos, un Mono y un Castillo’, de Gustavo Salmerón, en la categoría de documentales.

‘Muchos Hijos, un Mono y un Castillo’, foto: Film Servis Festival Karlovy Vary‘Muchos Hijos, un Mono y un Castillo’, foto: Film Servis Festival Karlovy Vary La película fue filmada por Salmerón sobre su propia familia y sobre su madre, cuyo sueño siempre había sido tener muchos hijos, un mono y un castillo. Todo se cumple, lo que al final genera a la familia problemas financieros, en lo que se presenta como una metáfora de la crisis económica en España.

Por otro lado, el premio del Jurado fue para la rumana ‘Breaking News’ y para la comedia estadounidense ‘Quédese con el cambio’ (‘Keep the Change’). En general se puede hablar de esta edición 52 del festival de Karlovy Vary como de una competición de gran calidad, incide la crítica cinematográfica Veronika Bednářová.

“El nivel de la competición, según coinciden los críticos nacionales e internacionales, ha sido este año excepcionalmente alto. Hemos comenzado con un listón muy alto”.

Los que no hayan podido asistir al evento, aún tienen la oportunidad de ver algunas de las producciones más señaladas en los cines checos. El festival Šary Vary presentará en varios cines de Praga y Brno 30 películas seleccionadas.

10-07-2017