La RCh aspira ampliar cooperación económica con Corea del Sur

10-01-2006

Expertos checos y sudcoreanos estudian la posibilidad de acrecentar las inversiones coreanas en la República Checa. Proyectos concretos prevé acordar una delegación de empresarios y representantes oficiales checos, que se encuentra en Seúl.

La atención en las negociaciones se centra en la ubicación de una nueva planta que el gigante automovilístico sudcoreano, Hyundai, tiene previsto construir en Europa Central. En juego están la República Checa y Polonia. El primer ministro checo, Jirí Paroubek, confía que los sudcoreanos aceptarán la oferta checa para situar la planta en la localidad de Nosovice, cerca de la ciudad de Frýdek-Místek, en el noreste de la República Checa.

"Estamos interesados en nuevas inversiones de Corea del Sur en nuestro país y estoy convencido que nuestra delegación acordará en Seúl la ampliación de la cooperación económica entre los dos países. Confío, además, que será aceptada nuestra oferta para ubicar la nueva planta automovilística de Hyundai en la localidad de Nosovice".

La construcción de la nueva fábrica de automóviles está prevista para el año 2007, calculándose la inversión en más de mil millones de euros. La planta debería producir unos 300 mil automóviles al año.

La representación política de Moravia del Norte, zona con un alto índice de desempleo, no oculta su interés en que los sudcoreanos decidan invertir precisamente en esa zona, según lo confirmó antes de partir a Corea del Sur Pavel Drobil, vicegobernador de la región moravo-silesiana.

"A los directivos de Hyundai queremos ofrecerles todo un espectro de servicios para facilitar la pronta edificación de una infraestructura de la futura planta. Esperamos que los sudcoreanos acepten nuestra oferta".

La decisión de la empresa Hyundai sobre la ubicación de su nueva planta en Europa Central debería conocerse para finales de enero.

10-01-2006