La RCh considera suficientes las medidas de seguridad en el país

22-07-2005

Praga condenó los ataques terroristas de este jueves en Londres. El presidente checo, Václav Klaus, los calificó de una gran barbarie y aseguró que la República Checa al igual que el resto de Europa no se dejará atemorizar por el terrorismo.

Londres en la actualidad (Foto: CTK)Londres en la actualidad (Foto: CTK) La República Checa se solidariza con los habitantes de Londres y demás ciudadanos británicos en estos difíciles momentos. El ministro de RR.EE., Cyril Svoboda, coincidió con las opiniones de sus homólogos de otros países, de que los atentados terroristas en Europa pueden ser una forma de presión para que tropas internacionales se retiren del Cercano Oriente.

En relación con el último ataque terrorista en la capital británica, el ministro del Interior checo, Frantisek Bublan, señaló que la República Checa no recurrirá a medidas de seguridad especiales.

"Quiero asegurar a la población que después de los primeros atentados en Londres hemos adoptado medidas de seguridad suficientes. Seguimos el desarrollo de la situación internacional y, naturalmente, en caso de necesidad estamos preparados para intensificar esas medidas".

Primer ministro británico, Tony Blair (Foto: CTK)Primer ministro británico, Tony Blair (Foto: CTK) Dos semanas han transcurrido desde el último ataque terrorista del 7 de julio en Londres y los londinenses se vieron expuestos a una nueva dura prueba. Cuatro explosiones resonaron este jueves en la capital británica y sólo gracias a que esta vez fueron de menor potencia que en el caso anterior, no causaron mayores daños. Según se informó desde Londres, resultó herida sólo una persona.

"Se escuchó una detonación, todos los pasajeros nos amontonamos en una esquina del vagón de metro. En el suelo vi algo que podía ser un explosivo y cerca vi a un joven. Llegamos a una estación de metro y la gente salió corriendo del vagón. También salió ese joven, lo vimos huir por la escalera y alguien se puso a gritar que lo detuvieran", así describió los acontecimientos de este jueves en la capital británica una de las pasajeras del metro de Londres.

El primer ministro británico, Tony Blair, condenó el nuevo atentado y exhortó a la población a la calma. Políticos de toda Europa reafirman su decisión de no dejarse atemorizar por los terroristas, insistiendo en que hay que oponerse firmemente a ese mal a fin de conservar los valores de la civilización humana.

22-07-2005