La RCh podría alquilar aviones caza F-16 estadounidenses

18-07-2003

La República Checa podría alquilar catorce aviones caza F-16 estadounidenses para proteger su espacio aéreo. Estados Unidos ofreció, por su parte, que compraría cincuenta aviones subsónicos checos L-159.

Sobre las ventajas de alquilar los catorce aviones caza F-16 trataron de convencer los altos mandos estadounidenses al Primer ministro checo, Vladimír Spidla, que se encuentra de visita oficial en Estados Unidos.

En caso de que la transacción se lleve a cabo, a los Estados Unidos se le abriría un mercado de venta para su industria de Defensa no sólo en la República Checa.

Sin embargo, ni la República Checa se volvería vacía. Estados Unidos sugirió que en este caso compraría cincuenta aviones subsónicos L-159, producidos por la mayor fábrica armamentista checa, Aero Vodochody, adquirida en un 35 por ciento por la empresa estadounidense Boeing.

El presidente de la Asociación Checa de Industria de Defensa, Jirí Hynek, afirma que ello abriría puertas a Aero Vodochody a los mercados extranjeros donde hasta el presente no ha logrado muchos éxitos. El único en adquirir L-159 sigue siendo todavía el Ejército checo.

Si los Estados Unidos comprara aviones L-159, Aero Vodochody podría contar con los suministros de piezas de recambio y aseguraría también el entrenamiento de los pilotos norteamericanos.

"La venta del L-159 ayudaría a Aero Vodochody además a penetrar en los mercados extranjeros con sus aviones de transporte civiles Ae270", sostiene Jirí Fidranský, director de Ibis Aerospace, empresa conjunta de Aero Vodochody y la empresa taiwanesa A.I.D.C., que tendrá a su cargo vender esos aviones en el mundo.

El avión subsónico L-159 es capaz de mantener el control sobre el territorio conquistado o vigilar la zona de exclusión aérea. Puede intervenir contra los blancos terrestres y sustituir a los aviones Thunderbolt A-10, utilizados en la guerra contra Irak.

18-07-2003