La RCh tiene abierto el camino a la UE

16-12-2002

Diez países candidatos a la Unión Europea, incluida la República Checa, concluyeron el pasado viernes las negociaciones de adhesión. Mientras que la coalición gubernamental checa saludó los resultados de la cumbre de Copenhague, la oposición sostuvo que las condiciones de entrada son demasiado duras.

Foto: CTKFoto: CTK Las deliberaciones de Copenhague fueron realmente dramáticas. La delegación checa que hasta los últimos instantes trató de lograr para su país mejores condiciones de entrada a la Unión Europea, firmó como última el protocolo de adhesión. Según el primer ministro checo, Vladimír Spidla, el resultado es producto de un compromiso.

Ramiro Cibrián, embajador de la UE en la República Checa, explicó a Radio Praga por qué Praga recibirá de parte de Bruselas menos dinero que otros países que también acaban de concluir las negociaciones de entrada.

"Hay cuatro razones. Primero, en comparación con la mayoría de los países candidatos, la RCh es más rica y, por supuesto, utilizamos criterios de solidaridad para repartir las contribuciones financieras. Segundo, el tamaño de la agricultura en este país es comparativamente menor que en otros países de adhesión. En tercer lugar, la RCh no tiene fronteras exteriores y eso es una gran ventaja. Y, por último, la RCh no recibe compensaciones por el cierre de las centrales nucleares, ya que sus plantas responden a las normas de la UE. En todo caso, Praga recibirá dinero de Bruselas".

Vladimir Spidla, Foto: CTKVladimir Spidla, Foto: CTK Mientras que la coalición gubernamental checa considera que sus negociadores con la UE han logrado el máximo, la oposición afirma que la República Checa será concebida en la unión como miembro de "segunda categoría". El jefe de Gobierno, Vladimír Spidla, descarta tal eventualidad.

"No existe ni un solo indicio de que la República Checa carezca de los mismos derechos que los demás miembros de la Unión Europea. Estoy convencido de que al final todos en nuestro país llegarán a apreciar debidamente el significado de nuestra entrada en la Unión Europea y a reconocer de que las ventajas de la adhesión superan las desventajas".

También Ramiro Cibrián rechaza que la RCh pueda ser concebida como miembro de "segunda categoría".

"Yo siempre he dicho que en la UE sólo tenemos una clase de participación y ésta es de primera categoría. Yo creo que las condiciones que el Gobierno checo ha negociado son buenas y permitirán que la RCh tenga una participación exitosa en las instancias de la UE".

Ramiro Cibrián considera que la entrada en la UE abre ante la República Checa nuevas perspectivas.

"Yo creo que la RCh tiene una herencia política y cultural extraordinarias y que el país puede ser uno de los protagonistas importantes en los procesos de decisión en Bruselas".

Independientemente de las opiniones que puedan haber en la escena política checa respecto a las condiciones para el ingreso en la UE, con la conclusión de las negociaciones de entrada, la República Checa tiene abierto el camino para que en mayo de 2004 pueda formar parte de la Unión.

16-12-2002