La reelección de Babiš fue la crónica de una victoria anunciada

18-02-2019

Andrej Babiš seguirá al frente del movimiento ANO los próximos dos años. Así lo han decidido los delegados de la asamblea general de esa agrupación el domingo.

Petr Vokřál, Richard Brabec, Radek Vondráček, Andrej Babiš, Jaroslava Pokorná Jermanová y Jaroslav Faltýnek, foto: ČTK / Ondřej DemlPetr Vokřál, Richard Brabec, Radek Vondráček, Andrej Babiš, Jaroslava Pokorná Jermanová y Jaroslav Faltýnek, foto: ČTK / Ondřej Deml

No hubo sorpresa. El multimillonario y fundador del movimiento ANO, Andrej Babiš, fue confirmado como líder para un nuevo periodo de dos años. La cúpula partidista no ha registrado cambios. Como mano derecha permanece Jaroslav Faltýnek, en el cargo de primer vicepresidente. Los otros vicepresidentes también defendieron sus puestos.

Andrej Babiš y Dita Charanzova, foto: ČTK / Ondřej DemlAndrej Babiš y Dita Charanzova, foto: ČTK / Ondřej Deml Para Babiš, el resultado alcanzado demuestra que su movimiento es estable y se encuentra consolidado, según indicó a la Radiodifusión Checa.

“Estamos en el Gobierno, y sabemos muy bien de qué manera aplicaremos nuestro programa gubernamental”.

Andrej Babiš no tuvo rival, fue el único candidato, y recibió 206 votos de un total de 238. Además de festejar la victoria de su máximo representante, la asamblea anunció que la eurodiputada Dita Charanzová será la líder de la formación a las elecciones europeas.

Charanzová confirmó que así será, al tiempo que destacó la labor que ha venido realizando en la Eurocámara.

“Los resultados de mi trabajo son muy concretos. Ya sea en lo referente a las directrices sobre las armas, o bien que, a partir de mayo, será más barato hablar por teléfono en Europa”.

Jaroslav Faltýnek, foto: ČTK / Ondřej DemlJaroslav Faltýnek, foto: ČTK / Ondřej Deml La confirmación de Andrej Babiš al frente del movimiento ANO, formación que encabeza el gobierno minoritario de coalición con la Socialdemocracia respaldado por los comunistas, fue criticada por los partidos de la oposición.

El líder del opositor Partido Cívico Democrático, Petr Fiala, sostuvo que la agrupación se ha alejado de los principios declarados al irrumpir en la política nacional.

“El movimiento ANO se ha convertido en un partido de izquierda. Es por eso que el Partido Cívico Democrático se presentará como una alternativa de derecha y hará todo lo que en estos cinco años el movimiento ANO no ha hecho”.

Foto: ČTK / Ondřej DemlFoto: ČTK / Ondřej Deml Para las formaciones opositoras, la reelección de Babiš era de esperar, tal y como explicara el vicepresidente del Partido Pirata, Jakub Michalek.

“Cuando en nuestro partido celebramos elecciones, tenemos más de un candidato. El hecho de que Babiš haya sido el candidato único no sorprende a nadie. El resultado de su aplastante victoria puede compararse con Corea del Norte”.

Mientras que la mayoría de los líderes opositores insistieron en que ANO es una agrupación de un solo hombre, el líder socialdemócrata y aliado gubernamental del movimiento, Jan Hamáček se limitó a decir que contaba con semejante resultado y que continuará la cooperación a nivel de Ejecutivo.

Por su parte, el máximo representante de los comunistas, Vojtěch Filip, saludó la decisión de la asamblea de ANO, porque seguirán rigiendo los acuerdos existentes para tolerar al oficialismo.

18-02-2019