La República Checa cumple un año en la Unión Europea

29-04-2005

El primero de mayo se cumplirá un año desde que la República Checa había ingresado en la Unión Europea. Desde ese momento, los checos volvieron a ser protagonistas del acontecer en el Viejo Continente.

El entonces primer ministro checo, Vladimir Spidla (Foto: CTK)El entonces primer ministro checo, Vladimir Spidla (Foto: CTK) Con el ingreso de la República Checa en la Unión Europea nacieron muchas esperanzas. No obstante, correcta resultó la advertencia del entonces primer ministro checo, Vladimír Spidla, que la entrada de la República Checa en la Unión Europea no significa que todo cambiará de la noche a la mañana.

"Para decir la verdad, no he notado cambios significativos. Pero estoy convencida de que, de cara al futuro, la entrada del país en la Unión Europea nos beneficiará".

"No he notado cambios, lo que me decepciona. En el referéndum me expresé a favor de nuestra entrada en la Unión Europea y ahora me siento un tanto engañado porque creía en cambios más rápidos y radicales".

"He notado ciertos cambios, por ejemplo, en la esfera empresarial. Pero los cambios sustanciales llegarán con el tiempo. Estoy seguro que serán positivos. La Unión Europea es para mí un sinónimo de prosperidad."

Junto con la aparición de grandes expectativas, la entrada del país en la Unión Europea estuvo acompañada por preocupaciones de los euroescépticos que argumentaron que la República Checa perderá parte de su soberanía, de que aumentarán los precios y de que las empresas checas no podrán competir en los mercados europeos. También algunos países comunitarios temían que, tras la ampliación, sus mercados serán invadidos por mano de obra barata procedente de los nuevos países miembros.

Sin embargo, todo indica que la ampliación de la Unión Europea a diez países nuevos, incluyendo la República Checa, fue un paso positivo que abrió una nueva etapa en la historia del Viejo Continente.

29-04-2005