La República Checa intensifica las medidas de seguridad

26-07-2005

La República Checa quiere reducir al mínimo el riesgo de eventuales ataques terroristas en este país. Por ello, a raíz de los últimos ataques terroristas en Londres y Egipto, procede a la intensificación de las medidas de seguridad a nivel nacional.

Ministro del Interior, Frantisek BublanMinistro del Interior, Frantisek Bublan La decisión de fortalecer las medidas de seguridad fue adoptada este lunes en la reunión del Comité Nacional de Crisis de la República Checa, convocada por el ministro del Interior, Frantisek Bublan. En vista de la activación de los terroristas en el mundo, los cuerpos de seguridad checos coincidieron en la necesidad de tomar medidas con el fin de prevenir al máximo la eventualidad de ataques terroristas en este país.

Las medidas acordadas implican un mayor aprovechamiento del sistema de cámaras de seguridad instaladas en lugares públicos de las ciudades checas, la máxima protección del transporte de explosivos, así como el uso por parte de la Policía de perros adiestrados para detectar explosivos. También los Servicios de Inteligencia checos cooperarán en estas actividades. En cuanto a los viajes de turistas checos a países que fueron blanco de ataques terroristas o donde existe un latente peligro de atentados, el ministro Bublan señaló que la decisión al respecto depende de los propios ciudadanos.

"La amenaza de terrorismo es tan inescrutable que es imposible decir dónde existe el mayor peligro de nuevos ataques. Este peligro está presente en cualquier parte del mundo. Difícilmente por ello podemos recomendar a los ciudadanos adónde viajar y adónde no. Depende de la decisión de cada persona. Nosotros sí recomendamos consultar previamente con el Ministerio de Relaciones Exteriores la situación existente en el país destinatario".

Primer ministro checo, Jiri Paroubek (Foto: CTK)Primer ministro checo, Jiri Paroubek (Foto: CTK)El primer ministro, Jirí Paroubek, no considera que la República Checa se convierta en blanco de los terroristas, pero añadió que esa eventualidad no se puede descartar por completo. Paroubek reiteró que, no obstante, Praga no cuenta con retirar a sus efectivos de Irak.

"Estoy convencido que la retirada de las fuerzas internacionales de Irak tendría consecuencias imposibles de prever. Ello, además, significaría una victoria del terrorismo y de la violencia y una derrota de la democracia, lo que sería un duro golpe para el mundo occidental, para todos nosotros".

A mediados de septiembre se efectuarán en la República Checa ejercicios especiales, con la participación de los cuerpos de seguridad a todos los niveles, con el fin de verificar el nivel de preparación de dichas fuerzas en caso de un eventual ataque terrorista contra este país.

26-07-2005