La República Checa quiere introducir el euro en el año 2010

16-11-2005

Desde mediados del año 2009, en los comercios checos los precios de los productos se indicarán tanto en coronas checas como en euros. Así lo supone el nuevo proyecto del Ministerio de Finanzas para la introducción de la moneda comunitaria en la República Checa, presentado en Praga este martes.

Foto: Comisión EuropeaFoto: Comisión Europea La República Checa quiere introducir el euro el primero de enero de 2010. Según el Ministerio de Finanzas, el desarrollo de los índices económicos en el país justifica esa decisión. No obstante, la decisión definitiva sobre la introducción del euro será adoptada después de las elecciones parlamentarias a celebrarse en verano del próximo año.

Con el fin de que la población de este país se acostumbre con antelación a la nueva moneda, el Ministerio de Finanzas decidió que desde mediados del año 2009, todos los comercios del país estarán obligados a señalar los precios de sus productos en dos monedas, la corona checa y el euro. Además de los precios en los comercios, las dos monedas se indicarán, por ejemplo, en los documentos de pagos enviados por los bancos, en las listas de salarios, etc.

El ministerio de Finanzas propone introducir el euro "de un solo golpe", considerando esta variante mucho más barata que retirar la moneda checa de circulación por etapas. Esta opinión es apoyada también por Ludek Niedermayer, gobernador del Banco Central Checo.

"El euro es una moneda que circula actualmente en una significativa parte de Europa, por lo que consideramos que la introducción de esa moneda también en la República Checa resultará natural y que la población no tendrá problemas para aceptarla. Estoy convencido además, que la mejor forma es introducir el euro de una sola vez. Eso será beneficioso para la economía nacional y será más aceptable para la población".

Junto con el proyecto para la implantación del euro fue presentado este martes por primera vez a la población también el "señor Euro" checo, o sea, el Coordinador Nacional para la Introducción de la moneda comunitaria en la República Checa. A ese cargo fue nombrado el viceministro de Finanzas, Tomás Prouza.

La República Checa quiere introducir el euro el primero de enero de 2010. Según el Ministerio de Finanzas, el desarrollo de los índices económicos en el país justifica esa decisión. No obstante, la decisión definitiva sobre la introducción del euro será adoptada después de las elecciones parlamentarias a celebrarse en verano del próximo año.

Con el fin de que la población de este país se acostumbre con antelación a la nueva moneda, el Ministerio de Finanzas decidió que desde mediados del año 2009, todos los comercios del país estarán obligados a señalar los precios de sus productos en dos monedas, la corona checa y el euro. Además de los precios en los comercios, las dos monedas se indicarán, por ejemplo, en los documentos de pagos enviados por los bancos, en las listas de salarios, etc.

El ministerio de Finanzas propone introducir el euro "de un solo golpe", considerando esta variante mucho más barata que retirar la moneda checa de circulación por etapas. Esta opinión es apoyada también por Ludek Niedermayer, gobernador del Banco Central Checo.

"El euro es una moneda que circula actualmente en una significativa parte de Europa, por lo que consideramos que la introducción de esa moneda también en la República Checa resultará natural y que la población no tendrá problemas para aceptarla. Estoy convencido además, que la mejor forma es introducir el euro de una sola vez. Eso será beneficioso para la economía nacional y será más aceptable para la población".

Junto con el proyecto para la implantación del euro fue presentado este martes por primera vez a la población también el "señor Euro" checo, o sea, el Coordinador Nacional para la Introducción de la moneda comunitaria en la República Checa. A ese cargo fue nombrado el viceministro de Finanzas, Tomás Prouza.

16-11-2005