La Socialdemocracia checa trata de convertirse en un partido moderno

01-03-2019

El Partido Socialdemócrata celebra uno de los congresos clave de dicha formación en los próximos dos días a partir de este viernes. Los delegados elegirán una nueva cúpula. En caso de triunfar, los candidatos más jóvenes tratarán de modernizar el funcionamiento y actuación del partido.

Foto: ČTK/David Taneček Foto: ČTK/David Taneček

La Socialdemocracia atraviesa una fuerte crisis a nivel europeo. Los socialdemócratas checos la han vivido en carne propia, y es por eso que centran sus esperanzas en el congreso que ha empezado este viernes en la ciudad de Hradec Králové.

Miloš Zeman, foto: ČTK/David TanečekMiloš Zeman, foto: ČTK/David Taneček A la cita fueron convocados unos 600 delegados que tienen la tarea de elegir a una nueva cúpula partidista y simplificar los estatutos de la agrupación.

El líder de la agrupación, Jan Hamáček se presenta como favorito, y todo indica que tiene la reelección asegurada para los próximos dos años. En declaraciones a la Radiodifusión Checa adelantó que le gustaría ver en la dirección a políticos del interior del país.

“Me gustaría ver en la dirección partidista a políticos regionales. Espero que consigamos una mezcla equilibrada”.

El presidente de la República, Miloš Zeman, quien en el pasado ocupó la dirección del partido socialdemócrata, fue el invitado de honor del congreso.

En su alocución resaltó algunos de los logros alcanzados por la formación. Mencionó, por ejemplo, que él les había recomendado que integraran el gobierno de coalición con el movimiento ANO y aplicarán así medidas socialdemócratas desde el Ejecutivo.

Foto: ČTK/David TanečekFoto: ČTK/David Taneček El mandatario dijo que la Socialdemocracia debe prestar mayor atención a sus electores que se encuentran entre los trabajadores y los pensionados. A manera de estímulo, Zeman adelantó que su voto será para los socialdemócratas en las elecciones europeas.

“Queridos amigos, todo huésped debe llevar un regalo al lugar donde le han invitado. Es por eso que he decidido que en las próximas elecciones al Parlamento Europeo votaré por la Socialdemocracia”.

En los dos días de congreso, los delegados deberán elegir, además del máximo líder, a cinco vicepresidentes.

Hamáček expresó su apoyo al actual primer vicepresidente Roman Onderka, así como a los candidatos más jóvenes a vicepresidentes como, por ejemplo, Jana Maláčová, ministra de Trabajo y Asuntos Sociales, y a Tomáš Petříček, ministro de RR.EE.

En el caso del jefe de la diplomacia ha surgido cierta polémica, porque su política exterior ha sido criticada en algunas oportunidades por el presidente Miloš Zeman, pero ante todo por los aliados comunistas del Gobierno.

Jan Hamáček, foto: ČTK/David TanečekJan Hamáček, foto: ČTK/David Taneček En declaraciones anteriores al congreso, Petříček dio a entender que esperaba el apoyo de los delegados a su nominación como vicepresidente del partido, de lo contrario barajaría la posibilidad de dejar la cartera de Exteriores, según subrayó a la Radiodifusión Checa.

“Lo interpretaría como una señal de que los delegados y miembros del partido no están de acuerdo con mi política. En tal caso lo mejor sería retirarme”.

El líder Hamáček explicó que Petříček con sus palabras buscaba identificar el apoyo de los delegados, pero que no había que buscar una interpretación diferente, y reiteró que el jefe de la diplomacia contaba con su respaldo indiferentemente del resultado del congreso.

Las cabezas visibles del ala joven del partido son precisamente Petříček y Maláčová, que insisten en la urgencia de modernizar a la Socialdemocracia para llegar a las diversas capas de la sociedad, sin olvidar a los electores jóvenes.

Durante el congreso los delegados debatirán sobre los estatutos partidistas, la propuesta indica que han de simplificarse, al tiempo que desean agilizar las elecciones internas. Y algo fundamental será la redacción del programa socialdemócrata a largo plazo.

01-03-2019