La socialdemocracia nominará a la presidencia de la República a J.Bures

06-12-2002

Quién podría sustituir al presidente Václav Havel en el cargo presidencial sigue siendo una incógnita. El más fuerte partido parlamentario, la socialdemocracia, se dispone a nominar a la presidencia al ex ministro de Justicia, Jaroslav Bures, un candidato a todas luces inaceptable para los demás partidos políticos.

La socialdemocracia checa se halla en un callejón sin salida. El partido que lidera la coalición gubernamental realizó a finales de noviembre unas primarias presidenciales en las que pudieron participar también los ciudadanos. La socialdemocracia dijo que respetaría sus resultados. Pero al líder socialdemócrata, Vladimír Spidla, le salió el tiro por la culata.

Spidla pensaba que ganaría las primarias el ombudsman Otakar Motejl o que por lo menos ocuparía el segundo lugar. Otakar Motejl, a pesar de no ser una personalidad brillante, era un candidato aceptable para toda la coalición gubernamental. Las expectativas de Spidla no se cumplieron. Otakar Motejl fracasó en la consulta. Las primarias las ganó el polémico ex primer ministro socialdemócrata, Milos Zeman, quien manifestó que participaría tan sólo en la segunda vuelta de las presidenciales.

La socialdemocracia dijo entonces que a la primera ronda de las presidenciales nominaría al segundo colocado en las primarias. Resulta que en el segundo puesto se ha situado el ex ministro de Justicia, Jaroslav Bures, un funcionario insulso y ex militante del Partido Comunista, inaceptable para los demás integrantes de la coalición gubernamental. Si la socialdemocracia quiere mantener la palabra y respetar los resultados de las primarias tendrá que nominar a la presidencia de la República a Jaroslav Bures. El líder de los sociademócratas checos, Vladimír Spidla, ya intuye que las presidenciales serán un desastre.

La mayor formación política opositora, el Partido Cívico Democrático, ha nominado a la presidencia de la República a su líder de largos años, Václav Klaus. El candidato del democristiano Partido Popular es el actual presidente del Senado, Petr Pithart. El primer ministro Vladimír Spidla manifestó el temor que ninguno de los candidatos tenga posibilidades de ser elegido por el Parlamento.

Spidla recela que de la situación se aproveche el Partido Cívico Democrático y proponga la celebración de elecciones directas del Presidente de la República. Las encuestas indican que las presidenciales directas las ganaría el dirigente de este partido de centro derecha, Václav Klaus.

Antes de introducirse las elecciones presidenciales en la Constitución la República Checa se quedaría acéfala. También la coexistencia entre el gobierno de Vladimír Spidla y Václav Klaus sería probablemente muy difícil.

06-12-2002