La tormenta Fabienne azotó Chequia

24-09-2018

La República Checa se vio afectada por la tormenta Fabienne en la noche del domingo al lunes.

Foto: ČTK / Jaroslav OžanaFoto: ČTK / Jaroslav Ožana Árboles derribados, miles de hogares sin luz, problemas en el transporte. Todo esto ha sido ocasionado por la tormenta Fabienne, que atravesó el país en la noche del domingo al lunes, y ha estado acompañada de un frente frío y vientos huracanados. De acuerdo con el meteorólogo Miloš Dvořák, los vientos se hicieron sentir sobre todo en las montañas, por ejemplo en Sněžka, la más alta de Chequia.

”En la cima de Sněžka el viento alcanzaba una velocidad de 35 metros por segundo, o sea, más de 120 kilómetros por hora. Actualmente el frente frío ya atravesó estos territorios, pero desde el noroeste continúan soplando fuertes vientos fríos que afectan a la mayor parte del país”.

Los bomberos tuvieron que intervenir en un sinnúmero de lugares para eliminar los árboles tumbados sobre las carreteras y vías férreas. Durante horas estuvo interrumpida la comunicación en algunos corredores de tren principales, según confirmó Radka Pistoriusová, portavoz de la Administración de Transporte Ferroviario.

Foto: ČTK / Jaroslav OžanaFoto: ČTK / Jaroslav Ožana ”Actualmente ya funciona el transporte en todos los principales corredores ferroviarios del país y las mayores vías nacionales. Seguimos teniendo problemas todavía con los trenes regionales. Esto atañe en concreto a Bohemia del Sur”.

A su vez, más de 140 000 hogares se han quedado sin electricidad. La peor situación con los cortes de luz la hubo en las regiones de Pilsen, Bohemia Central y Moravia-Silesia.

Como indicara Soña Holingerová, portavoz de la compañía de electricidad ČEZ, sin luz continuaban en la mañana de este lunes unos 60 000 hogares e instituciones.

”El viento se va calmando y dejó de llover, lo que es la mejor noticia en estos momentos. No obstante, en numerosos lugares nos enfrentamos al problema de que no logramos llegar a un sitio concreto con nuestras máquinas pesadas. La tierra está mojada y los árboles siguen cayéndose solos. Continuamos registrando unos 60 000 lugares sin luz y es posible que surjan nuevos cortes. Pero queremos eliminar los daños en los cables de alta tensión en el curso del día”.

De acuerdo con los meteorólogos, el viento se irá calmando, aunque para este martes se cuenta con precipitaciones y las temperaturas sin mayores cambios, manteniéndose durante el día alrededor de los 10°C.

24-09-2018