La unidad antiquímica checa en Kuwait

21-03-2003

En Kuwait está dislocada la unidad antiquímica checa que está preparada para intervenir en caso de que Saddam Hussein utilice armas de destrucción masiva.

Unidad antiquímica checa en Kuwait, foto: CTKUnidad antiquímica checa en Kuwait, foto: CTK El desplazamiento de la unidad antiquímica checa a Kuwait tuvo lugar después del Once de Septiembre, cuando surgió la operación "Libertad Duradera", explica el portavoz de las tropas antiquímicas checas, con sede en la ciudad de Liberec, el mayor Radek Hampl.

"Con el envío de la unidad antiquímica, la República Checa respondió a la petición de Estados Unidos y tomó parte en la lucha contra el terrorismo mundial. Nuestros soldados están dislocados en Kuwait desde marzo del año pasado. Originalmente eran 250, pero en relación con la crisis iraquí se enviaron otros cien soldados checos y cincuenta expertos antiquímicos eslovacos que actualmente forman un Batallón conjunto checo-eslovaco".

Unidad antiquímica checa en Kuwait, foto: CTKUnidad antiquímica checa en Kuwait, foto: CTK Los expertos antiquímicos checos y eslovacos monitorean la situación biológica, química y radioactiva en la capital de Kuwait. En caso de detectar una sustancia peligrosa, su deber es advertir a la población civil y a los aliados y prestar los primeros auxilios. Entrenan también a los expertos de la unidad de la Protección Civil kuwatíes.

Radek Hampl destaca que la unidad antiquímica checa es respetada por su independencia absoluta.

Unidad antiquímica checa en Kuwait, foto: CTKUnidad antiquímica checa en Kuwait, foto: CTK "Es capaz de funcionar durante semanas de manera independiente desde el apoyo logístico, la alimentación y el alojamiento hasta su abastecimiento, sin necesidad de pedir ayuda de las demás unidades. Y es más, es capaz de dividirse en grupos y funcionar simultáneamente en varios lugares. Los expertos antiquímicos checos disponen además de equipos de punta para la detección de sustancias químicas y biológicas que dieron prueba de su alta calidad durante la Guerra del Golfo en 1991".

A diferencia de otros ejércitos aliados que descontaminan con cepillos, la unidad antiquímica checa utiliza líneas especiales que le posibilitan descontaminar en una hora hasta 350 personas y cien piezas de equipos técnicos.

21-03-2003