La Unión Europea tiene que ser más sexy

20-06-2005

La República Checa no logra adoptar una postura unánime respecto a la ratificación de la Constitución Europea. El Gobierno checo prevé postergar el referéndum para el otoño de 2006, mientras que la oposición rechaza su celebración tras el "no" de Francia y Holanda al documento.

Primer ministro checo, Jirí Paroubek (Foto: CTK)Primer ministro checo, Jirí Paroubek (Foto: CTK) Todo indica que el referéndum sobre la Constitución Europea tendrá lugar en la República Checa después de las elecciones parlamentarias, a celebrarse a mediados de 2006. Mientras tanto, en el país transcurrirá un debate nacional sobre la Unión Europea y su Carta Magna.

Según indicó el primer ministro checo, Jirí Paroubek, después del fracaso de la ratificación de la Constitución Europea en Francia y Holanda, resulta necesario cambiar la campaña a favor del documento.

"Hay que cambiar nuestra estrategia y sustituir la prevista campaña gubernamental por un nuevo sistema de ampliación de informaciones sobre la Constitución Europea. La meta del debate nacional, que estará dividido en varios temas, consiste en explicar a los ciudadanos las ventajas que goza la República Checa desde que se incorporó a la Unión Europea".

Entre los temas figurará la futura transición de la República Checa al euro, el acuerdo de Schengen sobre la protección de las fronteras comunitarias, así como las subvenciones de los fondos europeos.

Ministro de RR.EE. checo,  Cyril Svoboda (Foto: CTK)Ministro de RR.EE. checo, Cyril Svoboda (Foto: CTK) "La Unión Europea debe ser más sexy, más atractiva para los ciudadanos", comentó sobre la nueva campaña el ministro de Exteriores, Cyril Svoboda.

Como documento muerto calificó a la Constitución Europea el líder del opositor Partido Cívico Democrático, Mirek Topolánek. Afirmó que carece de sentido celebrar un plebiscito sobre un documento que, tras el "no" de Francia y Holanda, ha dejado de existir. Dijo que el proceso de ratificación fue postergado en varios países europeos y subrayó que su partido no apoyará en el Parlamento la ley sobre el referéndum sobre la Constitución Europea.

La celebración del referéndum la considera inútil también el presidente de la República, Václav Klaus.

20-06-2005