Las heladas causan problemas en la República Checa

08-02-2005

Las heladas de los últimos días causan grandes problemas a la República Checa. En algunas zonas del país las temperaturas llegan a bajar durante la noche hasta treinta grados bajo cero.

Hasta hace poco parecía que el invierno europeo de este año iba a ser leve. Pero los pasados días no han dejado a nadie con la duda de que el invierno ha llegado, aunque con cierto atraso, a estas latitudes. Las temperaturas oscilan en la República Checa entre los cero grados y los siete grados bajo cero durante el día, mientras que por la noche, en algunas zonas del país, los termómetros marcan hasta 30 grados bajo cero.

Las heladas causan problemas en varios sectores. En Praga, por ejemplo, el fuerte frío causó la ruptura de los conductos de agua potable en varios barrios, dejando a sus habitantes sin agua. El frío afectó el transporte ferroviario, partiendo rieles en algunas de las vías férreas. En la ciudad de Ostrava, al noreste de la República Checa, los autobuses de transporte urbano no podían abrir las puertas, ya que estaban congeladas.

Por otra parte, gracias a las bajas temperaturas, no se ha registrado hasta el presente una epidemia de gripe en la República Checa, según sostiene Martina Havlícková, del Laboratorio Nacional para la Detección de la Gripe.

"La semana pasada, en la República Checa se diagnosticaron problemas de las vías respiratorias a unas 1700 personas. Aunque no se trata todavía de una epidemia de gripe, el peligro perdura. Los meteorólogos pronostican que a finales de esta semana las temperaturas comenzarán a subir, y entonces es posible esperar el inicio de una epidemia de gripe en el país".

Foto: CTKFoto: CTK El tiempo actual, caracterizado por fuertes heladas pero días soleados, es ideal para la práctica del esquí. Las montañas checas las han copado los turistas que disfrutan de un tiempo ideal para la práctica de deportes de invierno.

08-02-2005