Las Policías checa y española desarticulan una banda serbia de narcotraficantes

10-03-2016

Las Policías checa y española han desarticulado una banda serbia de cultivadores de marihuana y narcotraficantes. En la operación policial coordinada por la Europol han sido detenidas 25 personas, seis en la República Checa y 19 en España.

Foto: Karel Rožánek, Radiodifusión ChecaFoto: Karel Rožánek, Radiodifusión Checa ‘Modelo’. Bajo ese nombre de guerra la Policía checa inició el 1 de marzo la operación que acabó por descubrir cuatro salas de cultivo de marihuana y en la que fueron detenidos seis “jardineros”, un checo y cinco serbios.

En los registros domiciliarios, la Policía incautó más de 1.400 plantas de cannabis en varias fases de crecimiento, 35 kilos de plantas secas de marihuana y más de 18.000 euros en efectivo, según dijo Aleš Pavlík, de la Comisaría Regional de Bohemia Central.

Foto ilustrativa: ČT24Foto ilustrativa: ČT24 “Este grupo organizado fundó varias salas de cultivo de marihuana en la República Checa y España con el fin de su posterior distribución. El producto final no estaba destinado al mercado checo, probablemente debió terminar en Europa Occidental, en Alemania y Holanda. No obstante, eso es objetivo de la investigación en curso”, indicó.

Los detenidos han sido inculpados de producción y uso ilegal de estupefacientes y materias psicotrópicas por lo que podrían ser condenados a entre 10 y 12 años de prisión. Todos están en prisión preventiva.

La pandilla serbia es sospechosa de robos y asesinatos

En la operación ‘Modelo’ participaron unos 120 policías checos. Al mismo tiempo se realizó una redada en España bajo el nombre de Novi Sad. Ese título fue elegido después de que la Policía serbia avisara a las fuerzas de seguridad españolas de que una pandilla que actuaba en la mencionada ciudad, situada en la región de Voivodina, se había trasladado a la Península Ibérica.

Foto ilustrativa: Policie ČRFoto ilustrativa: Policie ČR “En España participaron en la operación casi 200 policías, que realizaron 12 registros domiciliarios, descubrieron seis salas de cultivo, detuvieron a 19 personas, incautaron 2.500 plantas de cannabis y aproximadamente 50.000 euros en efectivo”, matizó Pavlík.

Los integrantes de la pandilla serbia son sospechosos, además, de cometer varios robos y dos asesinatos.

Las Policías checa, española y serbia siguen colaborando en la investigación del caso teniendo la central en la sede de la Europol en La Haya.

10-03-2016