Las rebajas causaron caos en la RCh

04-01-2005

Miles de checos se ilusionaron con los anuncios de enormes rebajas en los grandes centros comerciales y en el primer día laboral del año irrumpieron masivamente en los comercios. En varias ciudades de la República Checa, la "fiebre consumista" causó un colapso de transporte vial.

Foto: CTKFoto: CTK La situación que este lunes reinaba en la mayoría de los grandes centros comerciales de la República Checa podría ser utilizada en un anuncio comercial. Con la apertura de los comercios irrumpieron en ellos miles de personas que no vacilaron en abrirse paso a empujones para conseguir los productos deseados, cuyas cantidades se mostraron ser limitadas.

Algunos hipermercados habían anunciado que las rebajas serían de hasta el 95 por ciento. Para muchas personas, no obstante, "las grandes rebajas" resultaron ser una gran desilusión. Varios productos incluidos en los catálogos de rebajas, se agotaron en menos de diez minutos. Según el economista de la Caja de Ahorros checa, Petr Zahradník, la táctica de las grandes rebajas asegura a los hipermercados ganancias a comienzos de año, cuando, después de las Fiestas de Navidad y Año Nuevo la gente generalmente suele reducir sus gastos.

Foto: CTKFoto: CTK "Considero, no obstante, que una rebaja del 95 por ciento lleva a cualquier persona razonable a un interrogante sobre la fijación correcta del precio original. Las rebajas simplemente son producto de premeditadas campañas publicitarias que se proponen poner fuera de juego a la competencia, atrayendo a un mayor número de compradores".

La "fiebre de las rebajas" en la República Checa causó también un colapso del transporte vial. Las interminables columnas de autos que se formaban en las carreteras de acceso a los centros comerciales, eran de varios kilómetros. En vez del "milagro de las rebajas", mucho ciudadanos experimentaron un rotundo desengaño.

04-01-2005