Las "Superestrellas" dominan el mercado musical checo

01-02-2005

El disco con canciones de los diez finalistas del concurso "La República Checa busca a su Superestrella" se convirtió en el álbum más vendido del país en 2004. En segundo lugar se ubicó la ganadora absoluta del concurso, Aneta Langerová, con su debut "Gran cantidad de Ángeles".

Aneta Langerova (a la derecha) Foto: CTKAneta Langerova (a la derecha) Foto: CTK El premio otorgado por la Academia de la Música Popular Checa insinúa el gusto musical de los checos. En 2004, las Superestrellas fascinaron a la población de tal manera que casi 100 mil personas compraron el disco "Superstar - Top 10" con canciones de los diez finalistas de ese concurso.

A nadie le sorprendió que las tres primeras "Superestrellas" pasaran a ser la revelación del año, pero además los jóvenes cantantes se impusieron en la categoría femenina y masculina: Aneta Langerová se llevó la estatuilla de un ángel tocando un cálamo, tras vender casi 70 mil ejemplares de su álbum titulado, por casualidad, "Gran Cantidad de Ángeles", situándose, además, en la segunda posición entre los ganadores absolutos.

Por su parte, el joven cantante Sámer Issa aprovechó el concurso "La República Checa busca a su Superestrella" como trampolín para conseguir el segundo lugar en la categoría masculina, vendiendo sólo unos 1500 discos menos que el ganador Daniel Landa, cuyo álbum "Neofolk" compraron el año pasado casi 47 mil aficionados a la música.

Entre los grupos más vendidos se impuso la formación "Lucie", seguida apretadamente por el grupo "Chinaski", que además dominaron de forma clara con sus dos canciones, como los intérpretes que se ponen con más frecuencia en la radio.