Leos Janácek IV - "La zorra astuta" vigiló los últimos pasos de Leos Janácek

26-04-2004

Por cuarta y última vez tocamos en Radio Praga a la puerta de la vida y obra del genio de blanca melena, Leos Janácek. En el poema sinfónico "Taras Bulba" se refleja la rusofilia del compositor, mientras que en la ópera "La zorra astuta" su admiración hacia la belleza de la naturaleza. Kamila Stosslová fue la mujer que había acompañado a Janácek en su último paseo por los bellos bosques de Hukvaldy.

En el año 1888 visitó Praga Piotr Ilich Tchaikovski. Leos Janácek asistió al concierto en que se presentó la obra del compositor ruso y se encontró con el autor personalmente. Varios años más tarde, Janácek se convirtió en uno de los fundadores del Círculo Ruso en Brno, que inició sus actividades en mayo de 1898 con una velada de conferencias dedicada a la obra de León Tolstoi.

En 1905 Janácek leyó en original el relato de Nikolai Gogol sobre el atamán cosaco "Taras Bulba". Inspirado por esta historia, compuso la rapsodia homónima para orquesta, por la que en 1924 obtuvo el Premio Estatal de la República Checoslovaca.

Otra obra, esta vez del escritor checo, Rudolf Tesnohlídek, le sirvió de inspiración para la ópera "La zorra astuta".

Las historias de la zorra astuta fueron publicadas a continuación en el periódico Lidové Noviny. Basándose en ellas, Janácek mismo escribió el libreto, y en otoño de 1923 acabó la ópera en que los destinos humanos se reflejan en los destinos de los animales.

Max Brod, principal propagador de la obra de Janácek en el extranjero, se encargó de la traducción de "La zorra astuta" al alemán, comenta la musicóloga Svatava Pribánová, del Museo Provincial Moravo de Brno.

"Janácek escribió una obra amable, y Max Brod no era capaz de comprender que los protagonistas - el cura, el guardabosques ... viven en el pueblo en buena armonía, se reúnen, están contentos y felices. Buscaba allí a cualquier precio el mal y los conflictos, y eso me da pena".

Un pequeño monumento a "La zorra astuta" vigila hoy los senderos de los frondosos bosques del pueblo natal de Janácek, Hukvaldy, donde el compositor pasó también los últimos momentos felices de su vida en verano de 1928, acompañado por su amor tardío, Kamila Stosslová. El 8 de agosto el compositor cayó enfermo con una pulmonía, dos días más tarde lo trasladaron al sanatorio a la cercana ciudad de Ostrava. El 12 de agosto de 1928 a las diez de la mañana Leos Janácek murió.

26-04-2004