Liberan a cinco checos desaparecidos en El Líbano

02-02-2016

Los cinco ciudadanos checos que se encontraban en paradero desconocido desde julio del año pasado en El Líbano fueron puestos en libertad este lunes. Víctimas de un presunto secuestro los checos se encuentran ahora en manos de la seguridad libanesa y se espera que sean repatriados el miércoles.

De izquierda: Jan Švarc, Martin Psík, Adam Homsi, Miroslav Dobeš y Pavel Kofroň, foto: ČTKDe izquierda: Jan Švarc, Martin Psík, Adam Homsi, Miroslav Dobeš y Pavel Kofroň, foto: ČTK El misterio de los checos desaparecidos en El Líbano empieza a esclarecerse. El 18 de julio de 2015 la Policía libanesa encontró un taxi abandonado en el valle de Bekaa, cerca de la frontera con Siria. En el interior del vehículo se descubrieron los pasaportes y pertenencias de cinco ciudadanos checos.

Además de los checos, desapareció también el conductor del carro. Los medios de comunicación libaneses informaron que el taxista es familiar de Ali Fayad, detenido en Praga bajo sospechas de tráfico ilegal de drogas y armas.

El ministro de Relaciones Exteriores checo, Lubomír Zaorálek, de visita en Omán confirmó a la Televisión Checa que los ciudadanos estaban bajo la custodia de la seguridad libanesa.

Lubomír Zaorálek, foto: ČTKLubomír Zaorálek, foto: ČTK “Con agrado quiero confirmar que los cinco checos que habían desaparecido en El Líbano el año pasado se encuentran en libertad. Por el momento no tenemos muchos detalles. Pedí a nuestra misión diplomática en Beirut que emprenda pasos para su repatriación”.

La desaparición de los checos fue calificada por las autoridades como un posible caso de secuestro que pudo tener relación con el crimen organizado. No obstante, por el momento se desconoce qué o quién favoreció la liberación de los checos, según dijo a la Radiodifusión Checa Karel Randák, antiguo jefe del Servicio de Inteligencia.

“Puede tratarse de un mérito del aparato de seguridad libanés, o del Servicio de Inteligencia checo, o finalmente de una decisión de los secuestradores”.

Karel Randák, foto: CT24Karel Randák, foto: CT24Consultado sobre qué tipo de medidas inmediatas se toman en semejantes casos, Randák considera que la repatriación puede ser rápida.

“Lo habitual es que sean sometidos a un control médico, y de no haber complicaciones pronto podrán reunirse con sus familiares”.

El especialista en temas de inteligencia explicó que después de regresar al país, los cinco ciudadanos tendrán que comparecer ante las autoridades checas.

“Serán interrogados para que cuenten qué pasó, dónde estuvieron, y de ser posible que indiquen el lugar de su cautiverio. Todo dependerá del Ministerio de RR.EE. y de los Servicios de seguridad o de inteligencia“.

Una de las versiones de los medios de comunicación, tanto libaneses como checos, indica que los secuestradores posiblemente buscaban evitar la extradición a EE.UU. de Ali Fayad.

El ciudadano libanés Fayad y dos cómplices de Costa de Marfil fueron detenidos en la República Checa en 2014 tras negociar la venta de drogas y armas con agentes de EE.UU. que se hicieron pasar por miembros de la agrupación militar conocida como Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

02-02-2016