Lingüistas checos ayudan a descifrar los testimonios de las víctimas del holocausto

30-07-2003

La lingüística no es una ciencia abstracta y apartada de la vida real de la humanidad. En Praga concluyó este martes el XVII Congreso Mundial de Lingüistas en el que se reunieron casi 600 expertos de los cinco continentes.

Lingüistas de Costa de Marfil, Nigeria, Australia, pero también de México y muchos otros países acudieron a la conferencia internacional que tiene lugar cada cinco años en un continente distinto.

"A pesar de que la escuela estructuralista praguense, el Círculo Lingüístico de Praga, se ganó en la lingüística internacional antes de la Segunda Guerra Mundial un enorme reconocimiento, ésta es la primera vez que el congreso lingüístico mundial se celebra en Praga", indicó una de sus organizadores, Eva Hajicová.

Las lenguas en peligro de extinción o nuevos métodos de investigación en la lingüística fueron unos de los temas centrales del congreso.

Los lingüistas de la Universidad Carolina de Praga y de la Universidad de Bohemia Occidental de Pilsen, por ejemplo, colaboran en un proyecto que debe desarrollar un programa informático que sea capaz de transferir a la forma escrita las grabaciones de los testimonios de las víctimas del holocausto y luego buscarlos en el texto. Uno pondría en el buscador las palabras "doctor Josef Mengele" y el ordenador retransmitiría en sonido todos los pasajes en los que se oye el nombre del "Ángel de la Muerte".

Todo se inició después de que Steven Spielberg hubiera rodado la película"La Lista de Schindler". Spielberg creó una fundación cuyos miembros se encargaron de grabar aproximadamente 53 mil testimonios en diversos idiomas, más de 100 mil horas de material registrado en vídeo.

La tarea de los científicos checos consiste en enseñar al ordenador a entender los discursos en checo, eslovaco, polaco y ruso.

30-07-2003