Llegan los “Días de la cerveza checa”

24-09-2019

La cerveza checa tendrá gran protagonismo entre los días 24 y 30 de septiembre, cuando se podrá degustar todo tipo de cervezas fabricadas en el territorio nacional.

Foto: archivo de StaropramenFoto: archivo de Staropramen Los fabricantes de cerveza checos tienen mucho que celebrar, pues las cifras de este año han superado a las del año pasado. Por ejemplo, en julio de este año se produjeron 33 000 hectolitros de cerveza más que en el mismo periodo del año pasado. Esto se debe principalmente a que las temperaturas de este verano han sido más moderadas que las del anterior, cuando hubo más días de temperaturas extremas que conllevaron un mayor uso de bebidas no alcohólicas.

Con este panorama de optimismo llegan por séptimo año consecutivo los “Días de la cerveza checa”, que tienen lugar entre el 24 y el 30 de septiembre, días en los que un gran número de productores de cerveza y restaurantes animan a la gente a visitar sus instalaciones para probar distintas variedades de esta popular bebida.

En cuanto al estilo de la cerveza, en Chequia sigue ganando con diferencia la variedad rubia, que supone un 96% de la cerveza consumida.

Turistas cerveceros

Foto: archivo de StaropramenFoto: archivo de Staropramen La búsqueda de distintas variedades de cerveza es lo que mueve a la Asociación de Turistas Cerveceros, que nació a principios de los años 90 de la idea de un grupo de amigos de conocer cervezas de todo el mundo y hacer un registro de ellas. Sobre el origen de este grupo habló para la Radio Checa su presidente, Vlastimil Novotný.

“Yo iba al instituto en Pilsen. Allí tenía muchos amigos, algunos de ellos de la fábrica de cerveza. Ellos me traían muestras de cerveza de distintas partes de la República y a mí se me ocurrió registrarlas y poco a poco visitar los lugares donde se hacían”.

Regularmente, la Asociación de Turistas Cerveceros organiza conferencias donde sus integrantes comparten experiencias. Uno de los miembros, Zdeněk Kousal, de Jihlava, explicaba cómo ya es una tradición en su grupo de amigos traer una cerveza del extranjero como regalo cuando uno de ellos se va de vacaciones.

“Cada vez que un amigo se va de vacaciones nos trae una cerveza. Pero es de medio litro y nosotros somos 10, cada uno puede probar un poco. Entonces siempre intentamos hacer trampas”.

Una tradición ya no tan rentable en los pueblos

Sin embargo, la cultura cervecera ya no es tan fácil de mantener en los pueblos, donde han perdido presencia las cervecerías tradicionales. La falta de afluencia de público sumada a nuevos obstáculos administrativos como la Evidencia Electrónica de Ingresos, según señalan desde la Asociación de Cerveceras y Fábricas de Malta Checas, ha provocado que muchos negocios en poblaciones pequeñas cierren.

En esta situación influye asimismo el incremento de la venta de cerveza embotellada, que refleja un cambio en el estilo de vida, ya que algunas personas comienzan a preferir tomar unas cervezas en su hogar en lugar de pasar la noche en la cervecería.

Los “Días de la cerveza checa” están oganizados por la Asociación de Cerveceras y Fábricas de Malta Checas, una entidad presidida por František Šámal.

Algo interesante en lo que se refiere a las tendencias de los consumidores checos, como ya se ha comentado, es que el consumo de cerveza de barril ha bajado un 3% respecto al último año, mientras que crece el uso de botellas de vidrio y especialmente el de plástico PET. František Šámal lamenta este cambio de preferencias, y señaló para el portal Aktuálně.cz que espera que el barril vuelva a ganar terreno, pues lo considera un elemento imprescindible de la cultura cervecera checa.

La celebración de estas jornadas de la cerveza coinciden con el 28 de septiembre, día del santo patrón de la República Checa, san Venceslao, que está considerado también como el patrón de la cerveza. Es por ello que en muchos lugares será posible probar durante estos días las denominadas como “cervezas de san Venceslao”, producidas para la ocasión.

24-09-2019