Los balnearios checos no sobrevivirán sin ayuda

06-04-2020

Los balnearios medicinales advierten que las medidas contra el coronavirus podrían significar un cierre total y piden ayuda al Gobierno y a las aseguradoras.

Foto: Oskar Heiße, Pixabay / CC0Foto: Oskar Heiße, Pixabay / CC0 Según el presidente de la Unión de Balnearios Medicinales, Eduard Bláha, los balnearios son el único sector sanitario que se ha visto completamente paralizado por los decretos del Gobierno. En el marco de las medidas adoptadas para prevenir la expansión del coronavirus, el Gobierno prohibió a las instalaciones balnearias acoger, a partir del 19 de marzo, a nuevos clientes.

Foto: Mariánské Lázně, Flickr, CC BY-NC-SA 2.0Foto: Mariánské Lázně, Flickr, CC BY-NC-SA 2.0 De acuerdo con Bláha, “el impacto será enorme e intentaremos eliminarlo, pero no lo lograremos sin ayuda del Estado “. Según sostuvo, en Chequia, los daños causados por la pérdida de ingresos podrían alcanzar hasta 36 millones de euros. Los balnearios están preparados para invertir ganancias de los años precedentes, pero las reservas se agotarán.

Como explica Bláha, sin una ayuda rápida y eficaz del Gobierno o de las aseguradoras, respectivamente, los balnearios medicinales no sobrevivirán más de un mes y medio. Como ayuda, los balnearios solicitan pagos anticipados y apoyo para los empleados que se han quedado sin trabajo. Ayuda adicional se requerirá también durante el tan anticipado periodo de paulatina reapertura, para el que los balnearios solicitan un incremento en las subvenciones por día de cuidado financiadas por las aseguradoras.

A finales de marzo, las ciudades balnearias todavía no estaban del todo abandonadas. “Algunos clientes ye habían iniciado sus tratamientos de rehabilitación, los últimos deberían concluirse alrededor de Pascua”, comenta la directora de ventas de Lázně Teplice v Čechách Iveta Sližková. Los clientes ya no pueden acceder a todos los servicios, incluidas las piscinas o los baños termales de agua medicinal.

Empiezan los despidos

Lázně Bohdaneč, foto: Txllxt TxllxT, Wikimedia Commons, CC BY-SA 4.0Lázně Bohdaneč, foto: Txllxt TxllxT, Wikimedia Commons, CC BY-SA 4.0 Algunos balnearios han anunciado despidos. A partir de hoy, por ejemplo, el balneario Léčebné lázně Bohdaneč, dedicado al tratamiento del aparato locomotor y visitado cada año por 11 000 huéspedes, interrumpe todas sus actividades. De las 320 personas empleadas despedirá gradualmente a 80. Se verán afectados también los empleados de uno de los balnearios más antiguos de Moravia, Teplice nad Bečvou. El balneario cerrará sus puertas el 9 de abril y 150 personas serán despedidas, casi la mitad del personal, según comentó para ČTK la directora ejecutiva del balneario Bohdana Opočenská. En Teplice nad Bečvou no anticipan que la situación vuelva a la normalidad en un futuro cercano. Muchos de sus clientes son de edad avanzada, es decir del grupo que más debe proteger su salud y evitar grandes eventos.

Los balnearios preparan novedades

Adam Vojtěch, foto: ČTK / Vít ŠimánekAdam Vojtěch, foto: ČTK / Vít Šimánek Una vez retiradas las medidas preventivas, en Lázně Bohdaneč planifican apresurar la construcción de nuevas casas balnearias y la modernización de las actuales. Piensan adoptar el concepto de “medical spa”, es decir descanso y relajación complementados con tratamientos, fisioterapia y consultas médicas. En Teplice nad Bečvou ofrecerán tratamientos de vacaciones semanales.

El Ministro de Salud Adam Vojtěch afirmó que la situación económica de los balnearios será tratada por el Gobierno. Según comentó, la capacidad de sus instalaciones podría aprovecharse para acoger a personas enfermas del coronavirus. En Lázně Toušeñ, a 30 km de Praga, el hospital praguense Na Bulovce está preparando 70 camas.

06-04-2020