Los cambios económicos que el 2019 trae a la República Checa

02-01-2019

Con la llegada del nuevo año entran en vigor algunos cambios que pueden afectar al bolsillo de los checos.

Foto ilusttrativa: Michal Jarmoluk / Pixabay, CC0Foto ilusttrativa: Michal Jarmoluk / Pixabay, CC0 El nuevo año trae a Chequia una serie de cambios económicos que no todos esperan con la misma ilusión. Por ejemplo, a partir de este año los autónomos tendrán que pagar más todos los meses al Estado.

Durante los últimos 15 años, las cuotas correspondientes a la seguridad social y al seguro médico de los trabajadores autónomos no han dejado de crecer, y este año no será una excepción. El pago mínimo a la seguridad social sube a unos 93 euros al mes, 8 euros más que el año anterior. Por su parte, el pago mínimo del seguro médico será este año de 86 euros, 7 euros más que en 2018.

También pagarán más los trabajadores autónomos que al mismo tiempo estén empleados en alguna empresa, como señala la portavoz del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, Barbora Hanousek Eckhardová.

“El pago mínimo mensual para los autónomos que obtienen ingresos de actividades paralelas es de 127 euros, de ese dinero, el depósito mínimo para el seguro son 37 euros”.

Asimismo, se creará por primera vez un marco legal para las llamadas empresas familiares, en consonancia con otros países de la Unión Europea. Según el presidente de la Asociación de Pequeña y Mediana Empresa, Karel Havlíček, apoyar a las empresas familiares es muy importante, pues colaboran en gran medida con la estabilidad de la economía checa, como explicó para la Radiodifusión Checa.

“Las empresas familiares dan estabilidad a la economía. Estas empresas no deben tanto dinero y el dinero que ganan lo vuelven a invertir en la empresa, son más estables, son la base del desarrollo económico regional“.

Foto ilusttrativa: Filip Jandourek, ČRoFoto ilusttrativa: Filip Jandourek, ČRo Entre los cambios más esperados por los checos se encuentran la subida del salario mínimo, la subida de los salarios públicos, así como de las pensiones y de otros subsidios como las pensiones de orfandad o invalidez.

El salario mínimo sube en 2019 alrededor de 40 euros, hasta los 518 euros brutos al mes. Para la ministra de Trabajo, Jana Maláčová, el salario mínimo de la República Checa era demasiado bajo en comparación con otros países de la Unión Europea.

“Si queremos que valga la pena trabajar en la República Checa, es necesario subir los sueldos. Tenemos el cuarto salario mínimo más bajo de la Unión Europea“.

Opiniones muy distintas respecto a todos estos cambios mostraron en su discurso de Año Nuevo los presidentes de las dos Cámaras del Parlamento de la República Checa.

El presidente de la Cámara Baja, Radek Vondráček, se mostró contento con los cambios y está seguro de que el presupuesto de la República Checa puede permitirse las subidas de pensiones y salarios públicos que llegan este año. Por el contrario, el presidente del Senado, Jaroslav Kubera, manifestó que esto afectará negativamente a la deuda checa.

En cuanto a la esperanza de los ciudadanos respecto a lo que traerá el año 2019, una encuesta de la agencia Median apunta que el 44% de los checos son optimistas y creen que este año será mejor que el anterior. Solo el 13% piensa que el año entrante será peor.

02-01-2019