Los checos acogieron con entusiasmo la campaña en apoyo a los alimentos nacionales

20-01-2015

Productos alimentarios por valor de unos 3,6 millones de euros fueron comprados por los consumidores checos en el marco de la campaña ‘La Navidad Checa con Alimentos Regionales’. Se trató de un concurso nacional cuyos participantes podían obtener uno de los 50.000 premios en total a cambio de la adquisición de los alimentos nacionales.

Campaña ‘La Navidad Checa con Alimentos Regionales’ con Marian Jurečka, foto: ČTCampaña ‘La Navidad Checa con Alimentos Regionales’ con Marian Jurečka, foto: ČT El Ministerio de Agricultura lanzó a comienzos de octubre pasado una campaña concebida para tres meses y denominada por tanto ‘La Navidad Checa con Alimentos Regionales’, con el fin de impulsar la venta de productos alimenticios nacionales. Para participar bastaba con comprar 30 alimentos de fabricación local, coleccionar en un álbum especial las etiquetas con la denominación de origen, y enviarlo luego a la dirección indicada.

La reacción de los ciudadanos fue espontánea y muy positiva, lo que sorprendió positivamente a sus propios organizadores, según recalcó el ministro de Agricultura, Marian Jurečka.

“Esperábamos recibir de vuelta unos 75.000 álbumes con las etiquetas de la colección, pero al final nos llegaron más de 110.000. Al tomar en cuenta que cada álbum contiene las etiquetas de 30 productos alimentarios, resulta que en el marco de este concurso se han vendido en el país más de 3,2 millones de alimentos de fabricación nacional por unos 3,6 millones de euros”.

Marian Jurečka sortea a los ganadores, foto: ČTMarian Jurečka sortea a los ganadores, foto: ČT Al cabo de cada semana se entregaron premios a 5.000 personas y al final del concurso fue conferido el premio principal: un automóvil, que se llevó una estudiante de Agronomía.

El ministro Jurečka recordó que el coste de la campaña fue de algo más de 800.000 euros, pero que determinar su aporte general resulta difícil. Jurečka destacó en esta relación la importancia de una cooperación más estrecha con los propios productores nacionales de alimentos para determinar si organizar o no otras campañas semejantes.

”Estaremos muy agradecidos en caso de contar con una mayor cooperación de parte de los productores nacionales de alimentos. Gracias a ellos podremos verificar cuál fue el aumento total de ventas de este tipo de productos y si vale la pena organizar otras campañas semejantes”.

Unas checas marcas de calidad y de origen, foto: ČTUnas checas marcas de calidad y de origen, foto: ČT Los críticos de la campaña indican que algunas personas han tenido problemas para orientarse en el etiquetado de los alimentos, porque en el país existe una gran variedad de marcas de calidad y de origen. Añaden que para una mejor orientación de los consumidores convendría unificarlas. Además, representantes de la Asociación de Agricultores Privados sostienen que falta una clara definición de lo que es un alimento checo.

Mientras tanto, el Ministerio de Agricultura ha anunciado que está elaborando una directiva que especifica la determinación del producto alimenticio checo. Este debe ser fabricado en el territorio de la República Checa, su productor debe tener sede en este país y también el 75% de la materia prima utilizada para la fabricación del alimento debe ser de origen checo.

20-01-2015