Los checos están a la cabeza en cuanto al consumo de drogas "blandas"

25-11-2005

La droga preferida por los europeos es la marihuana. Y los checos ocupan el primer lugar en cuanto a su consumo. En el 2004 fumaron aproximadamente 11,5 toneladas de cannabis. Ello se desprende del informe elaborado por el Centro Europeo para las Drogas y las Toxicomanías.

Con respecto al consumo de drogas "blandas", los checos dejan atrás también a los EE.UU. En el año 2003, casi una cuarta parte de los checos de entre los 15 y los 34 años de edad, fumó por lo menos un "porro" de marihuana y casi el seis por ciento ha tomado una pastilla de "extasis". Los checos, además, figuran entre los mayores consumidores de drogas legales, como el alcohol, según dijo Simona Sedlácková, del Centro para la Familia.

"El alto consumo de alcohol puede entenderse como una lucha entre generaciones, es decir, los jóvenes consumen una droga ilegal, marihuana, mientras que sus padres una droga legal, alcohol. Y es como si los jóvenes les dijeran a sus padres: Mira, si los dos quedamos en lo mismo", opinó Simona Sedlácková.

Por otro lado, el número de drogadictos en la República Checa se reduce desde hace unos cinco años y el número de consumidores de drogas "duras" es mucho menor en comparación con la media europea, según resaltó el jefe del Centro Para las Drogas, Viktor Mravcík.

"El número de drogadictos problemáticos y en especial de los consumidores de heroína, se ha reducido. Además, registramos relativamente baja la aparición de la infección por VIH y por hepatitis tipo B y C", sostuvo Mravcík.

Según las estadísticas, Gran Bretaña encabeza la lista de consumidores de heroína con nueve de cada mil personas, mientras que en la República Checa consumen heroína tres persones de cada mil. No obstante, entre las drogas "duras" predomina en este país un narcótico de fabricación checa: la pervitina, creada por narcómanos checos en los años 80, bajo el régimen comunista, debido a la escasez de otros narcóticos.

25-11-2005