Los checos pierden ganas de acudir a las urnas electorales

18-05-2005

Muchos ciudadanos checos rechazan participar en las próximas elecciones parlamentarias. La prolongada crisis gubernamental surgida a raíz de las actividades financieras poco transparentes del ex primer ministro Stanislav Gross, disgustó a gran parte de los electores.

La disposición de los ciudadanos de acudir a los próximos comicios descendió dramáticamente. Mientras que en abril estuvo dispuesto a ir a las urnas el 60 por ciento de los electores, actualmente tan sólo el 49 por ciento de los ciudadanos prevé participar en las legislativas de 2006. Según sondeos de opinión pública, el 25 por ciento está indeciso y el 26 por ciento rechaza participar en ellas.

- "Estoy indecisa. El problema es que no soy capaz de identificarme con ninguna formación política".

- "Siempre participo en las elecciones, pero esta vez no estoy convencida. Me siento disgustada por la actual situación política en el país".

- "La situación política actual es pésima, lo que perjudica a la República Checa y a su imagen en el exterior. Participaré en las próximas elecciones para contribuir a alcanzar cambios en el Gobierno".

- "Por el momento no estoy decidida. La formación política por la que voté en las últimas elecciones perdió mi confianza y el resto de los partidos no son de mi agrado".

El número de ciudadanos incapaces de identificarse con un partido aumentó al 18 por ciento en comparación con el mes anterior.

Los sondeos demuestran que la crisis gubernamental perjudicó la imagen de todos los partidos parlamentarios, que registraron un masivo descenso en las intenciones de voto. La formación más popular es hoy el opositor Partido Cívico Democrático con casi el 30 por ciento de votos. En segundo lugar se sitúan los comunistas con el 16 por ciento, y en tercero los socialdemócratas con el 11 por ciento de las intenciones de voto.

18-05-2005