Los checos prefieren pasar sus vacaciones "en casa"

07-07-2004

Las montañas checas encabezan este año la lista de lugares hacia los que se dirigirá este verano, durante sus vacaciones, un mayor número de ciudadanos de la República Checa.

Hasta hace un par de años, millones de checos abandonaban en los meses de verano su país, y se dirigían al sur para pasar las vacaciones junto al mar. De moda estaban entonces, además de países europeos como Italia, España y Francia, los estados latinoamericanos, africanos y también Indochina. Con la caída del comunismo en este país y la apertura de las fronteras a comienzos de los años noventa, los ciudadanos checos ansiaban conocer el mundo, visitar tierras lejanas, hasta entonces muy distantes para ellos.

Pasados más de diez años, todo parece indicar que los checos han "saciado su sed" por las lejanías y llegan a redescubrir las bellezas de su propio país. Según un reciente sondeo realizado por la Central de Agencias de Turismo, más del 40 por ciento de los checos tienen previsto pasar estas vacaciones en la República Checa. Sólo el 27 por ciento de los ciudadanos está decidido a viajar en los próximos dos meses al extranjero, en su mayoría, a las playas de Croacia. Desde hace años Croacia es el país predilecto de los checos. Esto, según los analistas, se debe a que Croacia se encuentra relativamente cerca de la República Checa, siendo fácilmente accesible en automóvil. Tiene bonitas playas y, además, el idioma croata no es tan distinto del checo como, por ejemplo, lo son el italiano o el español.

La mayoría de los checos pasarán sus vacaciones este año en las montañas de la República Checa, siendo la más solicitada la sierra de Sumava, en Bohemia del Sur. Esta región se caracteriza por una naturaleza casi intacta y un aire puro. Sumava es una región natural protegida que ofrece al visitante zonas pantanosas, selvas vírgenes, lagos de montaña, así como bravos riachuelos con agua pura que corre entre las rocas.

07-07-2004