Los checos se oponen a la violencia en la televisión

26-05-2004

La violencia y el sexo deberían desaparecer de las pantallas de televisión. Así opinan muchos ciudadanos de la República Checa, alegando que semejantes programas son una de las causas de la creciente violencia entre la juventud.

Más de ochenta mil ciudadanos de la República Checa firmaron hasta la fecha la Petición contra la Violencia y el Sexo en Televisión, surgida a iniciativa de un grupo de intelectuales. Estos consideran que la creciente brutalidad registrada en los últimos años entre los niños y la juventud se debe en gran medida a la influencia del cine y la televisión.

Hoy en día, los niños acostumbran estar "pegados" regularmente a la televisión y, lamentablemente, incluso en las películas para niños "está de moda" la violencia, indican los signatarios de la petición. Este documento con las firmas recogidas quieren enviarlo al Parlamento, solicitando que sean aprobadas normativas que regulen la transmisión de programas con violencia y sexo. La petición la firmaron entre otros, el popular escritor Ludvík Vaculík y el psiquiatra Petr Príhoda.

La postura de la opinión pública checa frente al tema no es unánime. Muchos ciudadanos consideran que las leyes existentes en cuanto a las transmisiones televisivas son suficientes y que una nueva regulación podría llevar a la censura. Jana Sedá, de Praga, madre de tres hijos, indica que el problema de la violencia entre los niños depende mucho también de la educación en la familia.

"Como madre creo que mucho depende de los padres, de la educación que dan a sus hijos. Los padres deberíamos estar al tanto de lo que siguen nuestros hijos en la televisión y escoger programas que correspondan a su edad. No hay nada más fácil que apretar el botón y apagar la televisión cuando aparece algún programa que no considero apto para mis hijos".

Esa opinión coincide con la que adopta al respecto la mayoría de los políticos checos, con excepción de los miembros del democristiano Partido Popular quienes apoyan la iniciativa cívica a favor de la regulación de la violencia y el sexo en las transmisiones de televisión.

Al tema estará dedicada una audiencia pública, que se celebrará este jueves en el Senado checo y a la que asistirán sicólogos, especialistas en publicidad, así como representantes de la junta de dirección de las tres compañías de televisión del país.

26-05-2004