Los checos se vuelven a fijar en España como destino turístico

15-01-2016

La amenaza terrorista ha espantado a los turistas checos de Egipto, Túnez y Turquía. Ahora, los checos vuelven a poner su vista en España como destino turístico, dejan de lado los bajos precios y optan por la seguridad.

Foto: Barbora KmentováFoto: Barbora Kmentová Los checos vuelven a descubrir España como destino turístico. Además del confort que puedan ofrecer sus complejos turísticos y centros de veraneo, es un país seguro para los visitantes.

A esa conclusión llegaron las grandes agencias de viajes del país que han visto como el turista checo ha empezado a buscar destinos más seguros.

Jan Osúch, portavoz de la agencia Fisher, dijo a la Televisión Checa que los checos no son los únicos, que se trata de una tendencia que ha empezado a expandirse por el Viejo Continente

“La mayoría de clientes occidentales y de Rusia buscarán hoteles españoles. La demanda es tan grande que no podemos esperar una reducción significativa de los precios ni en temporada baja“.

Los analistas confirman que los checos están dispuestos a pagar más y a reducir la estancia vacacional a cambio de la seguridad.

Para el verano de este año se esperan rebajas que oscilarán entre un 5% y un 15%, que contrastan con el 25% ofrecido el año pasado por muchos hoteles en temporada baja.

Foto: archivo de Radio PragaFoto: archivo de Radio Praga Además de España, y tradicionalmente Croacia, los checos planean viajar este verano a lugares que en los últimos años habían quedado relegados, como Eslovaquia, Rumanía y Hungría.

Los viajeros checos abandonan Túnez. El año pasado viajaron a ese país más de 100.000 turistas checos, este verano la cifra no llega a 45.000, indicaron fuentes de la Asociación de Agencias de Viajes.

El turismo representa para muchos países una de sus principales fuentes de ingresos. Europa es considerada la región del mundo que más turistas recibe cada año. Según los datos de la Organización Mundial de Turismo (OMT), 584 millones de personas visitaron el Viejo Continente el año pasado. Tras los atentados de noviembre en París, el turismo registró una baja de entre el 20 % y el 30%.

Mientras tanto, en Egipto el turismo cayó en casi el 38% y el atentado del martes en la capital turca, destino de viajeros del mundo entero, representa un duro golpe para el sector turístico de ese país.

15-01-2016