Los checos son euroescépticos

24-01-2006

Los checos desconfían en su capacidad de influir sobre los sucesos dentro de la Unión Europea. Los recientes resultados de la encuesta Eurobarómetro indican que sólo el 17 por ciento de los checos está convencido de la importancia de su voto en el marco europeo.

Los checos son euroescépticos. Un año y medio después del ingreso de la República Checa en la Unión Europea, los ciudadanos checos pierden confianza en esta institución. Solamente el 44 por ciento considera positiva la afiliación en las estructuras europeas, es decir, un cinco por ciento menos que hace un año.

El descenso de la confianza en la Unión Europea se debe a varios factores. Los expertos indican que sobre la opinión pública influye significativamente el presidente checo, Václav Klaus, conocido crítico de la Unión Europea. Además, sólo un 30 por ciento de los checos opina que dispone de suficientes conocimientos sobre el funcionamiento de la Unión Europea. Se trata del menor número entre los países antiguos y nuevos.

Jan Herzmann (Foto: CTK)Jan Herzmann (Foto: CTK) Según el sondeo, los checos rechazan el papel de Bruselas en la solución de los problemas más candentes, indicó Jan Herzmann, de la agencia Factum Invenio.

"Lo curioso es que los checos consideran la esfera de la Salud como el mayor problema actual. Se trata de algo único en el marco de la Unión Europea, puesto que para los ciudadanos de otros países representa el mayor problema la criminalidad, el desempleo, o la situación económica."

Por otro lado, la mayoría de los checos está a favor de que la Unión Europea tenga voz decisiva en cuanto a las cuestiones vinculadas con la defensa y la seguridad. Es decir, en la lucha contra el terrorismo y la criminalidad.

Pese al acentuado euroescepticismo, más de la mitad de la población checa confía en el futuro de la Unión Europea.

24-01-2006