Los checos son los europeos que más temen a la inmigración

04-08-2015

A nivel europeo los checos son los más preocupados por la ola migratoria. El 81% de los ciudadanos mira de manera negativa la llegada de inmigrantes de terceros países. Ese es el resultado del más reciente Eurobarómetro publicado esta semana.

Foto ilustrativa: Comisión EuropeaFoto ilustrativa: Comisión Europea Las informaciones sobre la llegada de cientos de inmigrantes ilegales a Europa siguen ocupando los principales espacios de los medios de comunicación.

La avalancha migratoria se presenta como algo interminable y de consecuencias impredecibles para todos, tanto para los europeos como para los que llegan desde terceros países.

La República Checa se había mantenido un tanto al margen del problema, como se dice popularmente ‘mirando los toros desde la barrera’, pero el arribo al país de cientos de inmigrantes, con Alemania como destino final, ha puesto a sonar las alarmas de la sociedad.

De acuerdo con el último Eurobarómetro, el 81% de los ciudadanos checos está en contra de la inmigración desde terceros países, esta cifra es la más alta a nivel de toda Europa.

Pavel Šafr, foto: Alžběta Švarcová, Radiodifusión ChecaPavel Šafr, foto: Alžběta Švarcová, Radiodifusión Checa Para el analista del Foro Libre, Pavel Šafr, la responsabilidad por la situación existente en la sociedad checa recae sobre los políticos y los medios de comunicación.

“Creo que no se trata únicamente de una actitud negativa, la gente tiene miedo. Se puede palpar que la sociedad checa es asustadiza y le falta madurez. A mi manera de ver las cosas los responsables de esta situación son los políticos y los medios de comunicación”.

La intensidad del problema es tan grande que resulta evidente que la sociedad reaccione de alguna manera, pero según Šafr la mayoría de los medios de comunicación se concentran únicamente en los episodios dramáticos.

Para Šafr, los ciudadanos de países como Alemania, donde tan sólo el 55% de los encuestados se pronunció de manera negativa, parecen estar mejor informados y los políticos reaccionan de manera más pragmática.

Miloš Zeman, foto: Filip Jandourek, Radiodifusión ChecaMiloš Zeman, foto: Filip Jandourek, Radiodifusión Checa Las recientes declaraciones del presidente de la República Checa, Miloš Zeman, en el sentido de que nadie invitó a los inmigrantes y que en caso de no respetar las reglas, que se vayan, pueden ayudar a incrementar las actitudes negativas, recordó Šafr.

Entre otros países europeos contrarios a la inmigración desde terceros países se situaron Letonia y Grecia con el 78%, mientras que en Suecia ocurre todo lo contrario, el 66% de la población no ve de manera negativa la inmigración.

La República Checa sobresale también en su rechazo a la aprobación de una política migratoria común de la Unión Europea. Tan sólo el 52% de los checos se expresó a favor, en contraste con Holanda donde el 85% la respalda y el 84% en Alemania y Malta.

En el Eurobarómetro fueron consultadas 32.000 personas de los Veintiocho y de cinco países candidatos a la Unión Europea.

04-08-2015