Los educadores checos se visten de luto el Día del Maestro

28-03-2019

Con motivo del Día del Maestro, que en la República Checa se conmemora el 28 de marzo, un gran número de educadores partió a las escuelas este jueves vestido de negro. Esta es una forma de protesta por los bajos salarios en el sector de Enseñanza.

Foto ilustrativa: Filip Jandourek, ČRoFoto ilustrativa: Filip Jandourek, ČRo Mientras que en muchos países el Día del Maestro se celebra el 5 de octubre, a iniciativa de la ONU del año 1994, en la República Checa se conmemora el 28 de marzo. Este día, en el año 1592, nació Juan Amos Comenio, destacado filósofo, teólogo y pedagogo checo, quien reformó el sistema educativo en la Europa del siglo XVII.

Juan Amos ComenioJuan Amos Comenio Al igual que otros años, el ministro de Educación Robert Plaga premió en esta ocasión a los mejores pedagogos nacionales. Según indicó la portavoz de esa cartera Aneta Lednová, la distinción quiere apreciar a los maestros que conciben su trabajo no como obligación, sino como una misión.

”Las medallas del Ministerio de Educación, Juventud y Deportes son concedidas en reconocimiento de un excelente trabajo en el sector pedagógico, educativo, científico o artístico, desarrollado por los maestros. También se aprecia a los pedagogos que dedicaron largos años al trabajo educativo o cuyas actividades han contribuido de manera significativa al desarrollo de los métodos de educación y enseñanza”.

Este año recibieron las medallas de mérito laboral 47 pedagogos de distintos lugares del país y una maestra in memoriam. El Ministerio checo concede esta distinción desde el año 1997.

Sin embargo e independientemente de celebrar su día, centenares de educadores checos partieron al trabajo este jueves vistiendo de negro. Expresan así su desacuerdo con los bajos salarios de los pedagogos checos en comparación con otras profesiones, así como con sus colegas del exterior. Critican igualmente el frecuente cambio de los ministros de Educación en Chequia, como lo documentan las palabras de Jan Sýkora, de la Asociación de Pequeñas Escuelas Innovadoras.

”Consideramos que el desarrollo en el sector se detuvo se detuvo hace unos 20 años, o al menos fue frenado. Esto se refleja en el problema respecto a las finanzas insuficientes y empeora más todavía con los frecuentes cambios en los cargos de dirección del ministerio. A raíz de ello también en el país no disponemos de un nuevo concepto de desarrollo del sector educativo en la República Checa”.

Robert Plaga,  foto: ČTRobert Plaga, foto: ČT Por su parte, el ministro de Educación, Robert Plaga, admitió en entrevista para la Radiodifusión Checa que la situación es complicada, al tiempo que insistió en que paulatinamente se logra una mejoría.

”En el año 2018 el salario medio de los educadores alcanzó unos 1400 euros. Estoy de acuerdo con los maestros de que la situación es complicada e inadmisible desde su punto de vista. Pero también debo decir que esta situación se mantiene desde hace unos 10 y hasta 15 años, sin haber sido resuelta por los Gobiernos anteriores. Porque en los tres últimos años destinamos sistemáticamente mayores recursos a la Enseñanza. Ese dinero va dirigido a los educadores que más se lo merecen”.

De acuerdo con datos del Ministerio de Educación, en comparación con el año 2017, los salarios de los pedagogos checos aumentaron el año pasado en un 11% aproximadamente, y en comparación con la situación de hace unos cinco años atrás en un 31%.

28-03-2019