Los embajadores checos podrán estar de servicio con más de 70 años

08-01-2016

Los embajadores de la República Checa podrán seguir cumpliendo el servicio diplomático aún después de cumplir los 70 años de edad. Eso es lo que implica la nueva enmienda a la ley del Servicio Civil, aprobada por el Senado. Para entrar la norma en vigor, se requiere su ratificación por parte del presidente de la República.

 Livia Klausová, foto: Petra Sklenářová, Radiodifusión Checa Livia Klausová, foto: Petra Sklenářová, Radiodifusión Checa La ley del Servicio Civil, que entró en vigor en Chequia en julio del año pasado, establece la edad tope para los empleados públicos, que es de 70 años. No obstante, en los círculos diplomáticos la normativa llevó a ciertas dificultades. Dos embajadoras, una en Eslovaquia y otra en Siria, sobrepasaban esa edad, siendo una de ellas la esposa del ex presidente checo, Václav Klaus, Livia Klausová.

Para respetar la legislación y que las diplomáticas puedan cumplir con su mandato, el Ministerio de Relaciones Exteriores suscribió con ellas un contrato laboral por tiempo definido.

Eva Filipi, la embajadora checa en Siria, foto: ČTEva Filipi, la embajadora checa en Siria, foto: ČT La Cámara Baja y recientemente también el Senado, aprobaron una enmienda a la ley del Servicio Civil, relativa precisamente al servicio diplomático. František Bublan, presidente del Comité Senatorial para Asuntos Exteriores, Defensa y Seguridad, explica los motivos que llevaron al Parlamento a la adopción de ese paso.

”El tema lo hemos analizado desde un punto de vista práctico y consideramos lógico que los embajadores que asumen la misión diplomática a los 67 años por ejemplo, puedan terminarla. El mandato de los embajadores suele ser de cuatro años, por lo que deberían poder seguir en el cargo hasta sus 71 o 72 años de edad. La misión diplomática es específica, y mucha importancia adquiere la experiencia del embajador y el respeto que logra ganarse en el exterior. Esto son razones para prolongar su mandato”.

František Bublan, foto: Martin Vlček, Archivo del Senado ChecoFrantišek Bublan, foto: Martin Vlček, Archivo del Senado Checo La enmienda tiene pleno apoyo del presidente de la República, Miloš Zeman, por lo que se prevé que el mandatario no tardará en ratificarla. Al comentar en el pasado la ley del Servicio Civil, Zeman había dicho que el límite de edad es un testimonio de “la ignorancia de la burocracia checa”.

Sin embargo, no todos los legisladores apoyan los cambios. Uno de los mayores críticos de la enmienda a la ley es la senadora Eliška Wagnerová, del Partido de los Verdes, quien no está de acuerdo con que a los embajadores se les garanticen ventajas legales frente a los demás empleados públicos.

Eliška Wagnerová, foto: Filip Jandourek, Radiodifusión ChecaEliška Wagnerová, foto: Filip Jandourek, Radiodifusión Checa ”Los cambios contradicen el sistema anteriormente aprobado y a mi juicio de alguna manera también la Constitución. La ley del Servicio Civil establece la edad máxima de 70 años para los empleados públicos y no veo razón alguna para que en el caso del cargo de embajador exista una excepción. Ese cambio es defectuoso. También otros funcionarios que pueden tener una gran experiencia deben abandonar el servicio a los 70 años. Además, el límite de edad lo hemos retomado de otros países, donde existe y es aplicado desde hace tiempo”.

La posibilidad de superar el límite de edad fue el único punto que provocó reacciones negativas de parte de algunos legisladores. La enmienda facilita por ejemplo emplear a las esposas de los diplomáticos en el exterior, lo que permitirá ahorrar al Estado significativos recursos financieros. El borrador garantiza igualmente la conservación de la práctica de la rotación periódica de representantes oficiales checos en el exterior.

08-01-2016