Los eslovacos sustituyen a los checos en el mercado laboral

03-05-2006

Cada año aumenta el número de ciudadanos de la Unión Europea que buscan empleo en el mercado laboral checo. La mayoría procede de Eslovaquia, país que hasta 1993 formaba parte de la entonces República Checoslovaca.

Foto: Comisión EuropeaFoto: Comisión Europea La paulatina apertura del mercado laboral dentro de la Unión Europea ocasiona una intensa migración de la mano de obra.

Otros miembros de la Unión Europea prevén abrirse en estos días a los nuevos países, señaló el ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Zdenek Skromach.

"Todo indica que pronto abrirá su mercado laboral España, Portugal y Finlandia. A estos países podría incluirse Islandia y Holanda. Atenuar las barreras existentes es también la finalidad de Bélgica, Dinamarca y Francia."

La apertura del mercado laboral europeo ocasiona, por otro lado, una fuga de cerebros de la República Checa. Sus lugares los ocupan ciudadanos de otros países de la Unión Europea.

Entre los extranjeros que buscan empleo en este país predominan los eslovacos. Su número superaba en 2005 los 75 mil, precisó el ministro Skromach.

Los eslovacos sustituyen a los checos en las más diversas esferas, sobre todo, en la esfera de la Salud. En Eslovaquia avanza lentamente la reforma de este sector y también los sueldos de los médicos y del personal sanitario no son muy altos. Todo ello provoca descontento y una masiva huida de los médicos y de las enfermeras a los países vecinos, sobre todo, a la República Checa.

Por otra parte, los eslovacos salvan al sector de Salud checo que registra una fuga masiva de especialistas cualificados. Anualmente abandonan la República Checa unos 500 médicos que buscan mejores condiciones laborales y salariales en los países desarrollados de la Unión Europea. Sin los 1200 médicos eslovacos que trabajan en la República Checa, muchos hospitales regionales enfrentarían serios problemas de personal.

03-05-2006