Los eurodiputados debaten retirar las subvenciones a Andrej Babiš

13-12-2018

La Comisión Europea mantiene conversaciones con la República Checa acerca del posible conflicto de intereses de Andrej Babiš. Sobrevuela la idea de retirar las subvenciones.

Andrej Babiš, foto: ČTK/AP/Geert Vanden Wijngaert Andrej Babiš, foto: ČTK/AP/Geert Vanden Wijngaert Si el asunto del primer ministro checo, Andrej Babiš, y su posible conflicto de intereses respecto a la compañía Agrofert no se aclara, las subvenciones europeas a dicha empresa deberían parar inmediatamente. Esas fueron las palabras del comisario europeo de Programación Financiera y Presupuestos de la Comisión Europea, Günther Oettinger.

Stanislav Polčák, foto: ČT24Stanislav Polčák, foto: ČT24 El Servicio Jurídico de la Comisión Europea y un grupo de eurodiputados de Los Verdes han sacado a debate la situación de Andrej Babiš respecto a Agrofert y cómo el primer ministro podría verse beneficiado por las ganancias de una compañía que recibe fondos de la Unión Europea.

Barth Staes, eurodiputado belga de Los Verdes cree que Babiš debería dar la cara frente a Europa y no intentar evadir el tema, como declaró a la Televisión Checa.

“No quiero esconder nada. Si hay un problema hay que enfrentarse a él y resolverlo. Ese es mi mensaje para el señor Babiš y para el Gobierno checo”.

Andrej Babiš envió un comunicado a la Comisión Europea en el que indicaba que en ningún momento se había saltado la legislación checa. Pero para el eurodiputado checo del Partido Popular Stanislav Polčák esta excusa no tiene sentido.

Martina Dlabajová, foto: Mickaelka90 / CC BY-SA 4.0Martina Dlabajová, foto: Mickaelka90 / CC BY-SA 4.0 “Dice que según la ley checa todo lo relacionado con el conflicto de intereses está resuelto, pero es que eso es irrelevante. En este caso, lo importante es lo que digan las leyes europeas“.

Por otro lado, Martina Dlabajová, eurodiputada del grupo Liberal, cree que se están sacando conclusiones precipitadas. Insiste en que las conversaciones entre el Gobierno checo y la Comisión Europea acerca de este tema todavía no han terminado.

“Se están llevando a cabo comunicaciones oficiales entre la Comisión Europea y la República Checa, hasta que esto no se cierre, no existe una visión oficial de la Comisión Europea, por lo tanto, me parece prematuro hablar ahora del tema”.

Para Babiš, esto es simplemente un ataque con fines electorales, ya que en pocos meses se celebrarán las elecciones europeas. E insiste en que los eurodiputados checos que le atacan en Europa están haciendo daño a las empresas checas y al Gobierno de la República Checa.

“Siento que sean precisamente nuestros eurodiputados checos los más activos a la hora dañar a nuestro Gobierno o atacarme a mí en el Parlamento Europeo“.

Además, el primer ministro checo se mostró confiado en que las conversaciones que mantiene con la Comisión Europea finalicen bien y asegura que las auditorías de la Unión Europea podrán demostrar que nada está fuera de la ley.

13-12-2018