Los futbolistas checos baten a Holanda clasificándose a la Eurocopa 2004

11-09-2003

Un gran día en la historia del fútbol checo. La selección nacional se clasificó para el Campeonato Europeo 2004 que tendrá lugar en Portugal, tras derrotar a Holanda 3 a 1.

Edgar Davids y Karel Poborsky, foto: CTKEdgar Davids y Karel Poborsky, foto: CTK Más detalles con nuestro compañero Roman Casado que siguió el partido.

Roman, los checos derrotaron a Holanda de manera convincente, pero hay que decir que casi todo el partido jugaron contra diez hombres.

"Sí, el centrocampista holandés Davids fue amonestado con tarjeta amarilla a principios de la contienda y unos minutos después cometió una falta en el área grande y fue expulsado. El delantero checo Jan Koller anotó el penalti y gracias al centrocampista Karel Poborský, los checos se fueron a los vestuarios con dos tantos de ventaja".

Pero en la segunda mitad, como si los checos hubieran pensado que el partido estaba decidido.

Edwin van der Sar, Milan Baros y Mark van Bommel, foto: CTKEdwin van der Sar, Milan Baros y Mark van Bommel, foto: CTK "Los holandeses no tuvieron otro remedio que la ofensiva. Y como los checos dejaron de jugar activamente a principios de la segunda parte, los 'anaranjados' aprovecharon la ocasión reduciendo el marcador 2 a 1".

El equipo checo fue muy compacto, pero qué jugadores destacaron, según tu opinión?

"Destacó sin duda alguna Karel Poborský, el centrocampista del Sparta de Praga: le cometieron falta en el área de penalti, marcó un golazo y tuvo asistencia en el tercer gol. Muy bien y a tope jugó también el capitán Pavel Nedved, la estrella del italiano Juventus de Torino."

Hinchada checa, foto: CTKHinchada checa, foto: CTK El joven delantero, Milan Baros, marcó el tercer gol checo. Su contundencia es fantástica, ¿qué te parece?

"Pues, Baros, fichado por el FC Liverpool, se convirtió realmente en una peligrosa arma del equipo checo. El técnico, Karel Bruckner, suele enviarlo a la cancha en la segunda mitad de un choque y Baro" tantea casi en todos los partidos. Su rapidez, capacidad de imponerse y, sobre todo, su calma al rematar son admirables. En el último minuto del partido contra Holanda, Baros regateó al portero, hizo acostarse a un defensa y anotó con elegancia".

11-09-2003