Los hombres checos podrán pedir baja de paternidad

20-04-2017

Los hombres checos podrán quedarse una semana en casa con sueldo garantizado al nacer su hijo para ayudar a su esposa en los primeros días de cuidado por el bebé. La normativa respectiva ha sido aprobada por el Senado este miércoles.

Foto ilustrativa: CC0 / PixabayFoto ilustrativa: CC0 / Pixabay Desde hace algún tiempo se debatía en Chequia la posibilidad para que los hombres pudieran compartir algún tiempo con su pareja los cuidados por su bebé recién nacido. En febrero pasado la Cámara Baja aprobó el respectivo proyecto de ley, presentado por el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, y este miércoles la normativa fue respaldada también por el Senado. La ministra de la Cartera, Michaela Marksová, considera la baja paternal de una medida correcta y necesaria.

”Nuestro objetivo fue darles a los padres la posibilidad de ayudar en el cuidado por su bebé. Hemos realizado incluso una encuesta entre parejas jóvenes, a las que les hemos preguntado sobre los cambios que desearían hacer en el sistema social. El permiso de paternidad figuró entre los deseos más frecuentes de las parejas con hijo”.

La normativa, que debe ser ratificada por el presidente de la República para entrar en vigor, introduce el permiso de paternidad de siete días de duración. A esta tendrán derecho todos los hombres que tengan seguro de enfermedad. Durante el tiempo que estarán en casa con su bebé, los hombres recibirán el 70% de su salario, al igual que las mujeres que están de baja por maternidad, como agrega Michaela Marksová.

Michaela Marksová, foto: Filip Jandourek, ČRoMichaela Marksová, foto: Filip Jandourek, ČRo ”El padre del bebé renunciará voluntariamente a una parte de su salario para poder cuidar de su hijo. Recibirá el 70% de su sueldo y, al tratarse de personas con ingresos elevados, durante esa semana recibirá menos incluso de ese 70%, debido al nivel tope de las ayudas. Todo dependerá de la voluntad del hombre, y no creo que se llegue a abusar de esta medida que, repito, se basa en la voluntariedad”.

La semana de baja paternal busca que los hombres participen en mayor medida en la tarea de criar a sus hijos. El padre que quiera aprovechar esta posibilidad deberá hacerlo en las primeras seis semanas de vida del bebé.

Los senadores del opositor Partido Cívico Democrático criticaron la nueva norma social, insistiendo en que será una nueva carga para el presupuesto nacional y que, además, no toma en cuenta el comportamiento del padre dentro de la familia, según recalcó el jefe del club senatorial de esa agrupación, Miloš Vystrčil.

Miloš Vystrčil, foto: archivo del Senado ChecoMiloš Vystrčil, foto: archivo del Senado Checo ”La directiva relativa a la semana de permiso de paternidad no distingue en absoluto si el padre ayudaba y cuidaba de su esposa antes de que naciera el bebé, si participaba en los gastos del hogar. Tampoco se toma en cuenta si el hombre le ayudaba a su pareja cuando ésta estaba embarazada. O sea que se trata de una ayuda social para todos, con lo que no estamos de acuerdo”.

Hasta el presente la mayoría de los hombres checos toma vacaciones regulares o pide permiso laboral sin goce de sueldo cuando les nace un bebé. El hombre tiene sueldo garantizado por ley solamente cuando lleva a su esposa al hospital para dar a luz, y cuando la llevaba posteriormente de vuelta a casa con el bebé. El hombre también puede quedarse en casa con su hijo en los primeros seis meses de vida de éste, y gozar de la baja de maternidad en vez de su esposa, posibilidad que es aprovechada por un número cada vez mayor de jóvenes matrimonios checos.

Con la nueva normativa sobre la baja de paternidad, Chequia se sumará a los 23 países de la Unión Europea que han introducido esa medida, aunque su duración difiere en cada uno de ellos.

20-04-2017