Los hospitales checos han empezado a clasificar pacientes para prevenir la propagación del coronavirus

03-04-2020

Los hospitales checos están comenzando a clasificar a sus pacientes para prevenir la propagación de la infección por coronavirus dentro de las instalaciones. Se prohibieron todas las visitas y las operaciones han sido pospuestas en caso de que no sean urgentes.

Foto: VitVit, Wikimedia Commons, CC BY-SA 4.0Foto: VitVit, Wikimedia Commons, CC BY-SA 4.0 En la República Checa los directores de los hospitales insisten en la urgencia de proteger al máximo al personal médico para evitar la expansión del nuevo coronavirus.

Foto: ČTK / Miroslav ChaloupkaFoto: ČTK / Miroslav Chaloupka Las medidas buscan proteger a los pacientes que por diferentes dolencias necesitan hospitalización, al tiempo que se trata de una paso de prevención para evitar que un visitante sin síntomas palpables propague el coronavirus entre los enfermos y el personal médico.

Al principio el personal de los hospitales medía la temperatura sin contacto a todos los visitantes antes de ingresar en las instalaciones hospitalarias, pero al final la mejor prevención es prohibir las visitas.

Varios hospitales han topado con situaciones muy complicadas. Han recibido pacientes que ocultaron haber estado en contacto con personas contagiadas de coronavirus.

Se trata de un riesgo difícil de controlar, según dijo a la Televisión Checa Michal Čarvaš, director del Hospital de la ciudad de Prachatice, sin la cooperación de los propios pacientes.

“Resulta imposible hacer pruebas a todos los pacientes que necesitan hospitalización y esperar hasta el día siguiente”.

Michal Čarvaš, foto: archivo del hospital de PrachaticeMichal Čarvaš, foto: archivo del hospital de Prachatice Los hospitales tratan de minimizar los riesgos de diferentes maneras, en Prachatice utilizarán test rápidos para detectar cuanto antes a las personas contagiadas.

La Asociación de Hospitales checos y moravos, insiste en que lo más importante es que los hospitales dispongan de equipos de protección suficiente, tanto para los pacientes como para el personal médico.

Por ejemplo, en el Instituto Oncológico de la ciudad de Brno, el personal mide la temperatura a distancia a todas las personas que ingresan en las instalaciones para recibir algún tratamiento.

A los pacientes potencialmente infectados se les realiza una prueba rápida de coronavirus en una habitación acondicionada para los efectos. Los que dan positivo son trasladados al Hospital Universitario de la ciudad.

A pesar de las fuertes medidas de prevención, las labores del Instituto Oncológico no se han visto muy alteradas, según indicó a la Televisión Checa Marek Svoboda, director del mencionado Instituto.

“Administramos alrededor de 360 quimioterapias al día. Además diariamente irradiamos a doscientos pacientes y nuestros quirófanos operan al 60% de su capacidad”.

Foto: Filip Jandourek, ČRoFoto: Filip Jandourek, ČRo La lucha contra la expansión del nuevo coronavirus en todos los campos es primordial, pero en los hospitales algo completamente indispensable. Fuentes del Hospital de la ciudad de Břeclav indicaron que tienen nuevos casos de infección por coronavirus en médicos y enfermeras.

Todos son de la unidad de medicina interna dijo el director del hospital Petr Baťka a ČTK, y agregó que también hay varios pacientes.

A partir de este momento el hospital no acepta pacientes nuevos en la unidad de medicina interna. “Hemos separado a los pacientes con resultados negativos de los positivos y seguimos de cerca el estado de salud de éstos, que hasta ahora es afortunadamente satisfactoria", dijo el director Baťka.

El médico subrayó que estas situaciones son difíciles de prevenir, especialmente si los infectados no perciben ningún síntoma.

03-04-2020