Los iraquíes asumirán el poder en su país el 1 de julio

26-02-2004

"Somos realistas", dice el ministro de Cultura de Iraq y miembro del Partido Comunista, Mufid Al Jazairi, refiriéndose a la cooperación posbélica entre los comunistas de ese país y los estadounidenses. Según un acuerdo del 15 de noviembre de 2003, las fuerzas de la coalición entregarán el poder a los iraquíes el 1 de julio.

"Antes de fin de febrero debería ser elaborada la Constitución provisional, ello será el primer paso para que el 1 de julio el poder sea entregado en las manos de los iraquíes", precisó el ministro de Cultura Jazairi, que estudió periodismo en Checoslovaquia y en los años 60 y 70 trabajó en la Redacción árabe de la Radiodifusión Checoslovaca para el Exterior.

Cuando Sadam Husein llegó al poder, Mufid Al Jazairi regresó a Kurdistán donde se sumó a la oposición, militando en el Partido Comunista. La cooperación actual entre los comunistas iraquíes y los EE.UU puede resultar para muchas personas paradójica.

"Ellos saben que los comunistas somos una fuerza importante del país, la que no pueden pasar por alto. Por otro lado, nosotros partimos de la situación real del país. Ahora nos guste o no, Iraq está ocupado por ejércitos extranjeros y está gobernado por una administración estadounidense, creada con el visto bueno del Consejo de Seguridad de la ONU", explicó para Radio Praga Mufid Al Jazairi.

En el segundo semestre de este año, empezará una nueva etapa de la renovación posbélica de Iraq; será realizado un censo de la población y confeccionado un borrador de la ley electoral, así como el concepto de una constitución definitiva, que el nuevo parlamento iraquí debería aprobar en 2005.

Por otra parte, según Mufid Al Jazairi en la actualidad el desempleo es el mayor problema de los iraquíes.

"Hoy día dos terceras partes de la población está desempleada. La situación es grave y para algunas capas sociales es mucho peor que en los tiempos de Sadam Husein", indicó el ministro de Cultura Jazairi, expresando, por otro lado, que la gente tiene paciencia, dándose cuenta de que el derroque de la dictadura de Sadam significa el fin de la pesadilla del régimen totalitario.

26-02-2004