Los jóvenes checos desisten del cigarrillo clásico

29-05-2020

El cigarrillo va perdiendo poco a poco su popularidad en Chequia y ello especialmente entre los jóvenes. Así lo reveló un reciente estudio del Instituto Estatal de Salud.

Foto: Pixabay CC0Foto: Pixabay CC0

El último día de mayo se celebra el Día Mundial sin Tabaco que persigue advertir a las personas de los efectos nocivos del consumo de tabaco. En la República Checa se gastan anualmente unos 3700 millones de euros del sistema de seguros públicos de salud en intervenciones y cuidados médicos por los pacientes con enfermedades provocadas por el tabaco.

Foto: HansMartinPaul / Pixabay CC0Foto: HansMartinPaul / Pixabay CC0 Lo positivo es que el número de fumadores se va reduciendo poco a poco, especialmente entre los adolescentes entre 15 y 16 años. De forma regular fuma una décima parte de ellos, mientras que en 2011 era más del doble. También hay menos adictos al tabaco entre los jóvenes de 15 a 24 años de edad, según lo confirmó un reciente estudio del Instituto Estatal de Salud.

Mientras que en 2017 fumaba de forma regular el 35% de los jóvenes en esas edades, en 2019 el porcentaje de los fumadores en esta categoría de edades se redujo al 23%. El ministro de Salud, Adam Vojtěch, apreció en conferencia de prensa este hecho y recordó que la adicción a la nicotina en el caso de los jóvenes se va formando siete veces más rápido que en el de las personas adultas.

Independientemente de este desarrollo positivo, el ministro advirtió ante el peligro que representan las alternativas al cigarro clásico a las que recurren muchos jóvenes de 15 a 24 años, de las que piensan que no son nocivas para la salud. Esto vale sobre todo en cuanto a los cigarrillos electrónicos, recalcó Adam Vojtěch.

“En este tema el incremento del consumo es bastante marcado. Mientras que en 2018 los cigarrillos electrónicos los fumaba un 7.5% de los jóvenes entre 15 y 24 años, en 2019 su porcentaje subió a un 10.7%”.

Adam Vojtěch, foto: Michaela Danelová,  ČRoAdam Vojtěch, foto: Michaela Danelová, ČRo El aumento de la popularidad de los cigarrillos electrónicos se debe tanto al hecho de ser concebidos como una alternativa menos nociva a los cigarrillos clásicos, como a la propagación de estos productos en las redes sociales, según comentó Denisa Hejlová, de la Facultad de Estudios Sociales de la Universidad Carolina de Praga.

”El peligro consiste en que muchos jóvenes siguen de forma regular en las redes sociales a sus ídolos entre los cantantes o actores. Y luego se dejan engañar fácilmente cuando las personas a las que admiran propagan cosas semejantes a los cigarrillos electrónicos. Entonces esos jóvenes nada más que siguen su ejemplo”.

De acuerdo con el estudio del Instituto Estatal de Salud, sólo uno de cada diez fumadores activos se fumó su primer cigarrillo después de cumplir los 18 años. Mucho más corriente es que la primera experiencia con un cigarrillo la adquieran niños entre 10 y 12 años.

Sin embargo, durante los últimos siete años el número de fumadores en Chequia se redujo en aproximadamente un 6%, es decir, que actualmente fuman en este país 2 250 000 de personas.

29-05-2020