Los partidos no nominarán candidatos a las presidenciales

31-10-2017

El próximo 7 de noviembre se cierra la inscripción de candidatos a la presidencia de la República y parece que los partidos no nominarán a nadie.

Foto: Filip Jandourek, ČRoFoto: Filip Jandourek, ČRo A principios del año próximo los checos acudirán a las urnas para elegir a un nuevo presidente. El mandatario actual, Miloš Zeman buscará la reelección, y se perfila como favorito.

Tras las recientes elecciones generales, los partidos políticos se encuentran enfrascados en los debates sobre la formación del futuro Gobierno y han optado por no nominar candidatos propios.

La inscripción de candidatos se cierra el próximo 7 de noviembre, y existen tres vías para hacerla realidad. La recolección de 50.000 firmas de ciudadanos, el respaldo de 20 diputados o de 10 senadores.

El movimiento ANO, ganador de los comicios generales, anunció que no presentará candidato alguno, porque simplemente carecen de una persona adecuada.

Tomio Okamura, foto: Jana Přinosilová, ČRoTomio Okamura, foto: Jana Přinosilová, ČRo El líder del partido Libertad y Democracia Directa (SPD), Tomio Okamura, cuarta fuerza más votada en las legislativas, no descarta su eventual nominación, respaldándose en los 22 escaños logrados en los comicios, según dio a entender.

“Queremos que el candidato esté a favor de la democracia directa, que rechace la islamización, la inmigración como parte de la ola migratoria. Esto es importante. Sin importancia queda el hecho de que sea Okamura o no”.

El antiguo presidente de la Academia de Ciencias, Jiří Drahoš, se presenta como el mayor rival de Zeman, según algunos sondeos de opinión e intenciones de voto. Se trata de un candidato independiente que se inscribió con más de 110.000 firmas.

El Partido de los Alcaldes e Independientes (STAN) anunció que respaldará a Drahoš en la contienda por la silla presidencial, tal y como asegurara Jan Farský, líder electoral de la agrupación.

Jiří Drahoš, foto: Alžběta Švarcová, ČRoJiří Drahoš, foto: Alžběta Švarcová, ČRo “Nos gustaría tener en el Castillo a un presidente, que sea un ejemplo a seguir, que viaje a representar efectivamente a la República Checa en el exterior. Y para nosotros ese candidato es Jiří Drahoš”.

Por su parte, Miroslav Kalousek, líder de TOP 09, reveló que a falta de candidato en su formación sí saben por quién no votarán.

“Puedo garantizar que ninguno de nuestros miembros, ni simpatizantes votarán por el presidente Miloš Zeman. Pero su apoyo a los candidatos será muy variado. En caso de que me pregunten a mí, personalmente prefiero al profesor Drahoš”.

Al igual que el movimiento ANO, las otras dos agrupaciones del saliente Gobierno de coalición, la Socialdemocracia y el democristiano Partido Popular, anunciaron ausencia de candidato.

Miloš Zeman, foto: ČTKMiloš Zeman, foto: ČTK Todo parece indicar que la lucha por la presidencia de la República la protagonizarán solo candidatos independientes, esto quiere decir sin vínculos directos y oficiales con algún partido político.

El próximo 24 de noviembre se darán a conocer los nombres de los candidatos que hayan cumplido con los requisitos indispensables para la inscripción, y poder así presentarse a las elecciones presidenciales.

Más de ocho millones de personas serán invitadas a las urnas los días 12 y 13 de enero de 2018 y, en caso de que ninguno de los candidatos obtenga más del 50% de los votos, se realizaría una segunda vuelta el 26 y 27 de enero con los dos candidatos más votados.

31-10-2017