Los políticos checos confían en la alianza estratégica con EE.UU. tras el triunfo de Trump

09-11-2016

El multimillonario republicano Donald Trump será el nuevo inquilino de la Casa Blanca después de derrotar a su rival demócrata Hillary Clinton en las elecciones presidenciales de EE.UU. El ministro de RR.EE. checo, Lubomír Zaorálek, felicitó al mandatario electo e hizo énfasis en la alianza que rige las relaciones mutuas, que se basa en el respeto de los principios democráticos.

Donald Trump, el nuevo inquilino de la Casa Blanca (Foto: ČTK)Donald Trump, el nuevo inquilino de la Casa Blanca (Foto: ČTK) El populismo ha triunfado en Estado Unidos. Los electores estadounidenses insatisfechos con las élites políticas y económicas se lanzaron en apoyo del candidato Donald Trump que optó por un discurso violento cargado de ofensas contra casi todos.

Los sondeos preliminares no acertaron, y el llamado efecto del voto latino tampoco tuvo validez en las elecciones. En este momento nadie se atreve a pronosticar cuán ‘grande será de nuevo América’ desde la administración Trump.

Un triunfo de los estadounidenses “normales”

Foto: ČTKFoto: ČTK Jiří Ovčáček, portavoz del presidente checo, Miloš Zeman, comentó que los estadounidenses normales demostraron que se puede derrotar el poderoso conglomerado de los medios de comunicación mentirosos y a las presumidas pseudo élites.

En una declaración oficial el ministro de RR.EE., Lubomír Zaorálek, felicitó a Trump por su victoria electoral y acentuó la importancia de las relaciones estratégicas entre Praga y Washington.

Las relaciones con Cuba no progresarán tan rápido

El profesor Josef Opatrný del Centro de Estudios Iberoamericanos de la Universidad Carolina, consultado por Radio Praga, se refirió a la eventual repercusión de las relaciones entre EE.UU. y Latinoamérica.

Foto: ČTKFoto: ČTK “Es cierto que en lo que toca a América Latina, Trump tuvo palabras más fuertes que Hillary Clinton. Lamentablemente para nosotros EE.UU. ahora no tiene tanto interés en América Latina como en otras partes del mundo. Con Trump en la Casa Blanca las relaciones con Cuba no progresarán tan rápidamente como intentó en los últimos meses Obama”.

El líder del opositor partido TOP09, Miroslav Kalousek, expresó que por supuesto respetaba la elección democrática de los estadounidenses, pero que espera que no se cumplan muchas de las promesas electorales de Trump.

Un populista para la Casa Blanca

La ola global del populismo, en la que los millonarios se vuelcan a la política, ha llegado también a EE.UU. matizó el profesor Opatrný.

Josef Opatrný, foto: Prokop Havel, ČRoJosef Opatrný, foto: Prokop Havel, ČRo“Respecto a EE.UU. teníamos otra imagen de las elecciones. En casi todos los países ganan ahora los populistas, y entonces por qué no en EE.UU.”.

El giro de los electores estadounidenses, que dejaron de lado a los políticos tradicionales, es interpretado como un voto de castigo contra el ‘establishment’. Todo parece indicar que las mujeres, los afroamericanos y los latinos no apoyaron lo suficiente a la candidata demócrata, matiza Opatrný.

“La elección de Hillary Clinton como candidata de los demócratas fue un error. Ella está ligada con el ‘establishment’ en Washington. A pesar de los grupos que ud. mencionó, que están más cercanos a los demócratas, también tienen una postura más crítica para con las cosas que ocurren en el sistema político de EE.UU.”.

Los seguidores de Donald Trump, foto: ČTKLos seguidores de Donald Trump, foto: ČTK Una situación llamativa, de acuerdo con el profesor Opatrný, deriva de la postura optada por la joven generación.

“La gente joven prefirió a otro candidato, tal y como mostraron las encuestas, fue Benny Sanders. Hasta ahora no se sabe si la gente joven participó en las elecciones o no”.

A los países de Europa, tanto occidental como oriental, les preocuparon las declaraciones de Trump sobre sus intenciones de condicionar la ayuda a sus aliados al otro lado del Atlántico.

Trump optará por la política nacional

Los seguidores de Hillary Clinton, foto: ČTKLos seguidores de Hillary Clinton, foto: ČTK El catedrático de la Universidad Carolina, Josef Opatrný, considera que EE.UU, buscará un equilibrio global, pero que Trump se concentrará en la política nacional.

“En lo que toca a Rusia pienso que la idea de Trump es buscar, no cooperación, pero relaciones de respeto mutuo y restar importancia, a la gran política internacional”.

En su discurso de la victoria, Donald Trump expresó que “los hombres y mujeres olvidados de nuestro país, ya no serán olvidados”. Para Opartný se trata de un mensaje que demuestra de manera clara y directa a quién dirigió su campaña electoral.

“En las últimas décadas, EE.UU. está cada vez peor económica y políticamente. Pienso que esto fue una de las razones de la victoria de Trump”.

Para el líder del opositor Partido Cívico Democrático, Petr Fiala, a partir de ahora los países europeos deberán preocuparse más, por sí mismos, en lo referente a la seguridad y por ende al fortalecimiento de la OTAN.

09-11-2016