Los profesores protestarán contra los sueldos bajos

02-08-2017

Los sindicatos escolares y los representantes de las universidades saldrán a la calle a protestar el 1 de septiembre contra los bajos sueldos de los docentes. En su opinión la situación en el sector es insostenible y amenaza el nivel educativo de la República Checa.

Foto: CC0 / PixabayFoto: CC0 / Pixabay El salario medio de un profesor de escuela básica fue en 2016 de 1.060 euros brutos mensuales, a pesar de que subió un 8% a finales de año. En el caso de los docentes de la enseñanza secundaria fue de 1.090 euros. Por su parte, el sueldo medio en la República Checa en el último trimestre de 2016 era de 1.120 euros brutos al mes.

Se puede afirmar así que en la República Checa los profesores ganan poco, especialmente si se tiene en cuenta que son graduados universitarios. Esto es lo que ha llevado a los sindicatos escolares y a las universidades a convocar una protesta en Praga el próximo 1 de septiembre, coincidiendo con el inicio del año escolar.

Así resume sus reinvindicaciones el presidente de los sindicatos escolares, František Dobšík.

František Dobšík, foto: archivo MŠMT ČRFrantišek Dobšík, foto: archivo MŠMT ČR “Por lo que respecta a la educación regional, pedimos un incremento de los salarios del 15% para el personal docente y del 10% para el resto”. Dentro de la educación regional, es decir, la organizada por las administraciones regionales, recaen las escuelas de preescolar y básicas, así como las escuelas superiores de formación profesional y otros modos de educación no universitaria. Por su parte las universidades desean 150 millones de euros del presupuesto estatal.

Se calcula que si los profesores checos cambiaran de trabajo y se convirtieran en funcionarios ganarían un 20% más. Si optaran por el sector privado, tendrían sueldos un 40% más altos. La situación, según los sindicatos, amenaza al sector educativo como tal, al convertir la profesión en una ocupación sin perspectiva y de poco prestigio.

De hecho, según un estudio del Instituto para la Democracia y el Análisis Económico, la República Checa es el país de la OCDE que, en términos relativos, peor paga a sus profesores. En Chequia los profesores ganan un sueldo equivalente al 56% del de otros graduados, mientras que la media de la OCDE supera el 80%.

El Gobierno checo parece dispuesto a atender las demandas del profesorado. Así reaccionó el ministro de Finanzas, Ivan Pilný.

Ivan Pilný, foto: Alžběta Švarcová, ČRoIvan Pilný, foto: Alžběta Švarcová, ČRo “Todavía está en el aire un aumento general de sueldos que conllevaría un gasto de 480 millones de euros. Hay espacio en el presupuesto general del Estado para eso”.

Pilný remarcó también que al no aprobarse el reglamento de carrera profesional para los docentes han sobrado 65 millones de euros en el presupuesto, que ahora se podrían invertir en otra cosa.

En caso de que se llegue a un acuerdo entre el Gobierno y los sindicatos, la protesta se desconvocaría. La manifestación en principio no afectará demasiado al inicio del curso, ya que el 1 de septiembre cae en viernes y muchos centros no comenzarán las clases hasta el lunes siguiente.

02-08-2017