Marcha por el centro de Praga para apoyar a Damas de Blanco

20-03-2006

Con una marcha por el centro de la capital y una misa solemne concluyeron en Praga las jornadas de solidaridad con los presos políticos cubanos.

Cyril Svoboda en la celda simbólica (Foto: autor)Cyril Svoboda en la celda simbólica (Foto: autor) Con una marcha silenciosa al estilo de las Damas de Blanco, marcharon este sábado por el centro de Praga, portando flores y vestidos de blanco, el ministro de Relaciones Exteriores de la República Checa, Cyril Svoboda, el embajador de EE.UU. en Praga, William Cabannis, la senadora Tania Fischerova, antiguos disidentes checos y público en general.

A ellos se sumaron los últimos presos simbólicos que abandonaron la réplica de una celda cubana instalada durante dos días en la Plaza Wenceslao, la principal arteria de la capital checa.

A la entrada de la iglesia de San Havel, la activista Kristina Prunerova de la organización humanitaria checa People in Need dio lectura a una carta enviada desde Cuba por las Damas de Blanco en la que, entre otras cosas se decía:

Las Damas de Blanco en La Habana (Foto: CTK)Las Damas de Blanco en La Habana (Foto: CTK) "Nosotras las Damas de Blanco demandamos la libertad inmediata e incondicional de los 60 presos de la Primavera negra de Cuba que permanecen en prisión. Exigimos que los 12 que recibieron Licencia Extrapenal por razones de salud no sean regresados a prisión. Asimismo deben liberarse todos los prisioneros de conciencia y políticos cubanos".

Acto seguido tuvo lugar una misa solemne oficiada por el arzobispo checo Dominik Duka., quien pidió a los presentes que oraran por todas personas injustamente encarceladas en Cuba y recordó las dificultades que habían sufrido también en la Checoslovaquia comunista personas como Václav Havel.

Para conmemorar el tercer aniversario de la Primavera Negra de Cuba, cuando el régimen de Fidel Castro encarceló a 75 opositores, la organización humanitaria checa People in Need preparó jordanas de tres días en la que tuvo lugar también una manifestación frente a la embajada de Cuba en Praga, ahí se leyó una carta abierta a Fidel Castro denunciando la pésima situación de los 300 presos políticos en la Isla.

20-03-2006