Margaret Thatcher se llevó una buena impresión de Checoslovaquia en 1990

06-01-2017

La primera ministra del Reino Unido, Margaret Thatcher, visitó Checoslovaquia poco después de la derrota del comunismo. De acuerdo con documentos desclasificados del Gobierno británico se llevó una muy buena impresión del presidente Václav Havel y del país en general.

Margaret Thatcher, foto: CC BY-SA 3.0Margaret Thatcher, foto: CC BY-SA 3.0 La “Dama de Hierro”, como se conocía a la primera ministra Margaret Thatcher, realizó una visita histórica de Estado a Checoslovaquia en septiembre de 1990.

El corresponsal de la Radiodifusión Checa en Gran Bretaña, Jiří Hošek, descubrió en el archivo de Londres documentos desclasificados que hacen referencia a esa visita, tal y como lo confirmara el historiador Richard Dunley.

El experto hizo referencia al hecho de que Margaret Thatcher viajó a Praga poco tiempo después de la derrota del régimen comunista, y que del documento se percibe un gran entusiasmo por la ampliación de la cooperación económica entre los dos países.

Habían transcurrido tan sólo 10 meses de la Revolución de Terciopelo y Margaret Thatcher comparecía ante los diputados checoslovacos para pedir perdón en nombre de su país por el Pacto de Múnich de 1938 cuando Francia, el Reino Unido e Italia permitieron a Hitler anexar los territorios de los Sudetes checoslovacos a la Alemania nazi.

Charles Powell, el asesor de política exterior de Thatcher se encargó de preparar un dosier con informaciones y datos sobre la situación política de Checoslovaquia. No faltaron curiosas anotaciones y comentarios personales.

Jiří Hošek, foto: Alžběta Švarcová, ČRoJiří Hošek, foto: Alžběta Švarcová, ČRo “De seguro será muy popular durante la visita y el presidente Havel será un anfitrión excelente. Es probable que vaya a exagerar, puesto que diseñó uniformes cómicos, como de ópera, para la guardia del Castillo (sede presidencial). De manera muy cortés tuvimos que rechazar la insistencia de Havel de que durante la visita usted se desplazara en un BMW de color rojo, blanco y azul”, escribió Powell.

El periodista checo Jiří Hošek se refirió a otra observación de Richard Dunley sobre el fin del comunismo en Centroeuropa.

“De los documentos de 1989 resulta evidente que Gran Bretaña seguía con detenimiento los cambios que ocurrían. El efecto de la bola de nieve sorprendió a los británicos, esto lo demuestra la comunicación entre las embajadas británicas en los países de Europa Oriental y el Ministerio de RR.EE. que terminaban en el Despacho de la primer ministra”, indicó el historiador.

Karel Schwarzenberg, foto: Filip Jandourek, ČRoKarel Schwarzenberg, foto: Filip Jandourek, ČRo La buena impresión de la visita de Margaret Thatcher a Checoslovaquia se reflejó también en una serie de cartas que la mandataria envió posteriormente a Praga, como por ejemplo al entonces jefe del Despacho presidencial, Karel Schwarzenberg.

“Lo que he visto y oído durante mi visita, representó un gran estímulo. Estoy particularmente satisfecha con la excelente entrevista mantenida con el presidente”.

Los documentos del Archivo de Londres sacaron a la luz detalles curiosos en los que se advierte de que el viaje entre Praga y la ciudad de Brno no es muy cómodo y sobre las diferencias entre Havel y el ministro de Finanzas Václav Klaus sobre la reforma económica.

06-01-2017