Mariza cantó a los checos sobre el alma del pueblo portugués

08-06-2007

La voz de la "fadista" portuguesa Mariza hizo temblar las salas de Royal Festival Hall de Londres, Opera House de Sydney y Carnegie Hall de Nueva York. Este jueves pudo escuchar por primera vez "su fado" el público de Praga.

Mariza (Foto: CTK)Mariza (Foto: CTK) Mariza se estrenó ante los checos hace dos años en el festival de la música étnica "Colours of Ostrava 2005". El pasado martes volvió a Ostrava para cantar en el ambiente más solemne del festival de música clásica Mayo de Janácek, y otra vez conquistó al público de la capital industrial de Moravia del Norte.

"Tuve la sensación de que el público evolucionó y sintió mejor mi música", señaló la cantante.

"El público del festival de música clásica fue muy, muy interesante. Escuchó la música y la respetó en su esencia. La primera vez que estuve en Ostrava fue para mí una gran sorpresa. Normalmente la gente va a ese tipo de festivales para divertirse, pero allí en el concierto de esa noche en Ostrava la gente se quedó en silencio para oír la música y sentir la cultura de mi país".

Mariza reveló que canta el fado desde los cinco años de edad, que aprendió en las calles del barrio lisboeta de Mouraria. Acompañada por una orquesta de siete músicos, la "fadista" interpretó temas nostálgicos, melancólicos, así como alegres incluyendo una canción dedicada a su abuela mozambiqueña. Divirtió asimismo al público de Ostrava con una pequeña conversación que mantuvo en su lengua materna con el único oyente portugués en la sala.

Mariza (Foto: CTK)Mariza (Foto: CTK) Mariza es una de las protagonistas de la última película de Carlos Saura "Fados", que acaba de proyectarse en el Festival de Cannes. En una rueda de prensa celebrada en vísperas de su concierto en el Teatro Musical Karlín de Praga, la cantante explicó cómo nació el documental.

"Carlos do Carme, que yo respeto muchísimo y lo considero uno de mis profesores, y yo somos embajadores del fado en el mundo para que éste se convierta en patrimonio mundial de la UNESCO. Carlos Saura, que hace películas sobre músicas urbanas, empezó a interesarse en la historia del fado. Cuando visitó Lisboa para investigar los orígenes del fado, buscar las casas del fado y a la gente que lo interpreta fue un gran placer para nosotros colaborar con él. Es español, pero tiene una visión muy abierta sobre lo que representó el fado en los tiempos antiguos y sobre lo que representa en los días actuales. Fue un privilegio para mí participar en esta película. Interpreto un tema que habla sobre mi africaneidad, otro tema que comparto con el gran cantaor de flamenco Miguel Poveda y al final de la película canto el tema ´A Gente da Minha Terra´- ´La gente de mi tierra´, un poema que representa el alma del pueblo portugués".

08-06-2007